Compartir

Caminando la cuerda roja

FEDERICO A. ORTEGA |  EL UNIVERSAL
viernes 22 de febrero de 2013  12:00 AM
 
"La democracia es un sistema en el que todo el mundo asume que puede perder las elecciones, y esperan ganarlas en otra oportunidad" Adam Przeworski

En los círculos políticos y académicos, uno de los debates más contenciosos sobre el régimen del presidente Chávez versa sobre si éste ha sido o no democrático. A mi juicio ha sido una mezcla que contiene elementos democráticos y autoritarios, que se conjugan en un delicado equilibrio donde el presidente tiene poderes desmesurados para un líder democrático, pero también suficiente legitimidad nacional e internacional. Sin embargo, su enfermedad ha puesto este equilibrio en riesgo mientras sus designados sucesores se radicalizan para consolidar su liderazgo y asegurar la unión de su movimiento.

El equilibrio que construyó el presidente Chávez tiene unas características muy particulares. Aunque no hay duda que fue electo originalmente de forma democrática, su control y uso de los poderes del Estado a conveniencia pone en entredicho la existencia en el país de uno de los pilares de la democracia, la separación de poderes. Mediante el control del Poder Judicial ha validado decisiones obviamente politizadas y perseguido a sus detractores; con el poder electoral ha redibujado los circuitos electorales, adelantado o atrasado elecciones y gozado de estándares distintos a sus contrincantes en el cumplimiento de las reglas electorales; y con el control de la Contraloría ha ocultado hechos de corrupción oficial, utilizado las arcas del tesoro para fines electorales y perseguido a sus contrincantes políticos. A pesar de este panorama parcializado, la oposición casi siempre ha decidido participar electoralmente.

La razón por la cual la oposición ha participado, es que ha tenido la expectativa de que puede ganar elecciones. En efecto, la oposición ha ganado una elección de reforma constitucional, obtuvo la mayoría de votos en las elecciones de la Asamblea Nacional, y ha ganado numerosos espacios locales. Además, cuando no ha participado los resultados han sido catastróficos. En esencia, la oposición ha pensado que con todo y que el chavismo use esteroides y tenga comprado a los árbitros, mientras la pelota sea redonda y un jonrón sea un jonrón, hay chance de voltear el juego. Algunos dentro de la oposición han argumentado que esto ha sido un error y que así se le ha dado legitimidad a un régimen autocrático. Sin embargo, esta posición no ha logrado calar en una población más enfocada en sus problemas del día a día.

Pero ¿pueden los últimos setenta días llevar a la oposición a repensar su estrategia?

Desde que el presidente Chávez se enfermó, los distintos liderazgos del PSUV tratan de consolidarse radicalizándose y buscando aparentar ser "más chavistas que Chávez". A través de los ataques contra Primero Justicia, Leopoldo López, financistas de campañas de oposición y el sector empresarial, se parecen estar cerrando los espacios para hacer oposición competitiva. Ya no parecen conformarse con que las jugadas las canten a su favor, sino que quieren lesionar al cuarto bate, expulsar al campocorto y meter preso al manager.

Si continúan con esta política de radicalización, encontrarán un contexto nacional e internacional mucho más adverso. El chavismo tendrá que correr el riesgo de perder el equilibrio y caerse de la cuerda, y advertirán que el gran éxito del Chávez tenía tanto que ver con las amenazas y la retórica, como con garantizar la posibilidad de que el otro equipo quisiera jugar.

@federicoa


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar