Compartir

El Gran Inquisidor

Ninguna mención a la conexión entre desvaríos monetarios, la inflación y la devaluación

MIGUEL ÁNGEL SANTOS |  EL UNIVERSAL
viernes 15 de febrero de 2013  12:00 AM
El Gran Inquisidor se sienta frente al reportero de la Agencia Venezolana de Noticias (AVN). Hace tiempo que ha decidido no dar la cara ante los medios de oposición. Con los años no sólo se le han ido agotando las ideas sino también la paciencia, la tolerancia con quien piensa diferente. "El sector privado produce 3.000 millones de dólares al año y demanda 30.000 millones". Si esa es la demanda: ¿por qué fue necesario devaluar? Según el BCV, nuestras exportaciones petroleras totalizaron en 2012 92.233 millones de dólares. ¿Cuál es el problema de asignar un tercio a importaciones privadas? El Gran Inquisidor sabe cuál es el problema, pero el reportero de AVN no le va a preguntar sobre eso.

"Dicen que estamos desangrando a Pdvsa porque destinamos una gran porción de los ingresos a lo social". Pero en realidad, a Pdvsa la está desangrando, por un lado, que la obliguen a pagar regalías por más de un millón de barriles al día que produce y no cobra (los que van a Petrocaribe y al Fondo Chino); y por el otro, los aportes a Fonden. A este último, Pdvsa le ha entregado más de 50.000 millones de dólares, lo que sumados a los aportes del BCV totalizan más de cien mil millones de dólares. ¿Qué ha hecho con ese dinero? ¿Qué ha sido del Fonden y del Fondo Chino? ¿Está preparado el Gran Inquisidor para rendir cuentas, para mostrarnos en detalle cuánto entró, qué se hizo en concreto y cuánto nos queda? "Vivimos de la insaciabilidad del dólar, de una especie de ninfomanía dolarizada". ¿Hay acaso mayor voracidad, mayor "ninfomanía dolarizada" que la del propio gobierno?

El Gran Inquisidor fustiga a los venezolanos por no dejar su dinero en bolívares, ganando tasas de interés que en ningún caso llegan ni a la mitad de la inflación. Y es que así, con las pérdidas de valor en los ahorros de todos, se financia la revolución. El beato tartufo tampoco hace referencia alguna al hecho de que desde la implementación del control de cambio el gobierno haya puesto a circular 3.650% más de monedas y billetes (44% anual). "Si eliminamos Cadivi y dejamos todo libre, las reservas no durarían tres días". Con esa cantidad de dinero que él ha impreso y con el pánico que se reparte aquí todos lo días a manos llenas, no cabe duda. Ninguna mención a la conexión entre esos desvaríos monetarios, la inflación y la devaluación.

En su lugar, recurre a la mortificación de la carne: "no se justifica que la gente se atiborre de comida chatarra... por eso hay tanta obesidad". Resulta curioso que haya utilizado este ejemplo de la obesidad de manera despectiva (para nosotros) y didáctica (para el gobierno): "Cuestionan que usemos la palabra ajuste. ¡Cretinos! Si un tipo tiene cien kilos de sobrepeso, más vale que se ajuste o le da una embolia o un infarto". Es así: 18% del PIB de déficit, financiado imprimiendo billetes, pone a cualquier economía en la vecindad de un infarto. "Si esto es un paquetazo, ¿dónde está la privatización?". El monje plantea esta pregunta en un país en donde lo más preciado, la defensa de la vida, se privatizó hace rato. La salud y la educación también. Si tiene dudas, podría preguntarle a sus colegas de gabinete a qué colegio mandan a sus hijos o a qué clínicas llevan a sus familiares. Y su vaya palabra por delante.

@miguelsantos12



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (3)
páginas:
1 |
Por Alejandro Uribe
15.02.2013
9:48 AM
Un error típico que cometen los agentes prodevaluación, es subestimar el impacto de la devaluación sobre la inflación. Existen varios métodos para calcular la inflación. El más conocido y utilizado es el IPC (Índice de Precios al Consumidor) que se basa en monitorear los precios de una cesta de productos de primera necesidad y por tanto no refleja la inflación verdadera de un país, debido a que con fines políticos, se trata de regular los precios de los productos de esa cesta. Existe otro método llamado el deflactor del PIB (Producto Interno Bruto), que relaciona el PIB nominal (a precios corrientes) y el PIB real (a precios constantes). Este último indicador de la inflación es mucho más sincero, debido a que incluye los precios de todos los bienes y servicios de la economía del país. De tal forma que cuando se habla de un impacto de la devaluación del 2010 de 2 puntos sobre la inflación, esa afirmación no es totalmente correcta, porque solo considera un subconjunto reducido de bienes.
 
Por Alejandro Uribe
15.02.2013
9:33 AM
MAS: Me gusta el contenido de su artículo, pero me hubiera gustado más, que este tipo de reflexiones hubieran sido publicadas antes del viernes rojo (08-02-2013), para que quienes toman decisiones erradas, que afectan a millones de venezolanos, hubiesen pensado antes de actuar. Desde el 08-10-2012 un grupo de devaluacionistas iniciaron una campaña en favor de la devaluación y muy pocas opiniones en contra de esa medida perversa, aparecieron en los medios convencionales. Por tal razón quienes hoy se rasgan las vestiduras, no lucen tan auténticos como se quisiera y se tiende a pensar que hay solo fines electoreros. Es bien conocido que la pérdida de valor de la moneda ya sea mediante devaluación o expansión de liquidez monetaria genera inflación, que a su vez produce miseria y al final incrementa la delincuencia. Solo falta revisar la historia monetaria del país sin ningún tipo de arrogancia, para poder saber que el bolívar-oro fue la solución al problema económico desde 1918 hasta 1973.
 
Por JOSE NUNES
15.02.2013
6:07 AM
RAPIDAMENTE UNA VISITA DEL INDEPAVIS A LA CASA DE LA MONETA PODERIA CERTIFICAR QUE SE EMITEN DOS BILLETES CON EL MISMO NUMERO..O SEA HAY EL DOBLE DEL CIRCULANTE DECLARADO..MUGABE LLEGO A 4 BILLETES POR NUMERO.UN VERDADERO SHOW CON REGALADERA QUE DEBE CONTINUAR.GRACIAS FIDEL.!!!!!
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar