Compartir

Macumberos vs líderes

Las motivaciones para que existan seguidores de uno y otro lado son los errores y las descalificaciones

LUIS JOSÉ UZCÁTEGUI |  EL UNIVERSAL
jueves 14 de febrero de 2013  12:00 AM
Se percibe por todos lados, en todos los frentes, en todas las instituciones, toldas políticas, generadores de opinión y medios de comunicación... Pareciese que al país le cayó eso que los macumberos llaman "bajo espiritismo". Qué difícil es evidenciar algo diferente a mensajes pesados, ambiguos, bobos y maniqueos que en nada motivan a pensar, trabajar, estudiar y crear presente. Más, si la mayoría de las "proclamas" vienen contaminadas de una alta carga de anestesia motivacional, y la respuesta natural, que todo cerebro sano genera, es que sin distingo de tendencia política el venezolano se siente confuso, rabioso, con miedo y sumergido en un letargo.

Y lo peor son los mensajes políticos nada claros, ausentes de creatividad y poco motivadores para generar capital social. Por un lado, el mensaje oficial con una gigantesca estrategia mediática durante años ha sido fuente de desesperación para millones de venezolanos mientras que a sus seguidores los ha sumergido en una gran trampa afectiva y en este momento están siendo sacudidos por emociones altamente revolcadas. Las misiones, lavado mediático de cerebro y las amenazas empiezan a perder efecto ante la ausencia del único líder y mensajero con pegada (Chávez), además de una ineficiencia crónica de gobierno y el fracaso rotundo del llamado proyecto "socialista".

En la otra acera está la oposición y es obvio que sus líderes tienen dos visiones. Una busca reconciliarse con el oficialismo, sin importarles ni aterrizar que el régimen (similar a las FARC), se trazó desde hace años un franco destino totalitario. La otra visión demanda de mayor asertividad, esto significa fijar y mantener posiciones, exigir derechos y actuar estratégicamente ante el infierno terrenal en que está sumergida la nación.

Pero hay algo más difícil y cruel. Ni la oposición entiende a los seguidores del oficialismo ni éstos entienden qué sienten los detractores del chavismo. Las motivaciones más intensas para que existan seguidores de uno y otro lado son los errores y descalificaciones que se enrostran, y no se perciben mensajes ni mensajeros que logren mover a estos dos bloques humanos en una misma dirección y similares objetivos. Y la gran evolución sería, si a cambio de "macumberos", emergen líderes que entre los venezolanos engranen coincidencias y metas sinérgicas.

@LuisJUzcategui



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar