Compartir

Solo foros y fotografías

ECCIO LEÓN R. |  EL UNIVERSAL
lunes 4 de febrero de 2013  12:00 AM
La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, instó a la zona euro, EEUU y Japón a mantener el impulso económico porque su recuperación económica en 2013 es frágil y tímida. En un debate sobre las perspectivas económicas globales celebrado en el Foro Económico Mundial de la localidad suiza de Davos, Lagarde consideró que esta fragilidad hace que las autoridades políticas de estas regiones "deban tomar las decisiones adecuadas".

Mientras la opinión de los especialistas, la zona euro está descarriada con respecto al resto del mundo en las medidas que se consideran necesarias para salir de la crisis por su rechazo a estimular con dinero la economía. La zona euro, dominada por Alemania, está descarriada con respecto al resto del mundo y aunque la crisis del euro está más o menos controlada, sigue habiendo un gran desacuerdo acerca de cómo se ha de salir de la recesión. Ese desacuerdo se ha agudizado este mismo año después de que Japón cambiara de rumbo en referencia a la decisión del Banco de Japón (BOJ) de promover una política centrada en reflotar su estancada economía, atrapada en la deflación, con compra de activos que sirven para inyectar dinero en el sistema.

En el caso de la zona euro la cuestión no resuelta, es la de poder retirar el crédito soberano adicional a medida que la economía avance, algo que no se ha hecho. Existe el temor a que esto derive en una inflación descontrolada, un miedo instalado principalmente en Alemania, porque se considera que se dispararían las tasas de interés y se pondría en peligro la recuperación, especialistas que llevan varios años siendo muy críticos con la política económica de la canciller alemana, Angela Merkel, por su insistencia en la austeridad y la reducción del déficit público, son de la  opinión que la canciller  Merkel hizo lo que tenía que hacer para salvar el euro apoyando a Draghi en vez de al jefe del Bundesbank y ahora el euro está aquí para quedarse, pero cualquier sensación de complacencia y de optimismo es prematura. Alemania hizo el mínimo posible para salvar el euro y después de salvarlo las concesiones que hizo su gobierno.

Mientras algunos especialistas están defendiendo las políticas de estímulo de las economías a través de la inyección de dinero, el "quantitative easing" de la jerga financiera, de las que se consideró pionero al presidente de la Reserva Federal de EEUU, Ben Bernanke. Son estas políticas las responsables de que "se lograra recuperar el control y se evitara el error cometido en la Gran Depresión de 1930". Especialistas advierten no obstante de que aunque la primera fase está prácticamente completada y hayan conseguido recuperar el control de  la crisis, ni siquiera han empezado aún la segunda fase de volver a encarrilarlo en la dirección deseada.

En el caso de Europa, se considera que el problema fue que durante la crisis que hubo un énfasis en la inyección de crédito soberano, lo que reveló un fallo en la construcción del euro, un fallo fundamental que las autoridades europeas no vieron. "El problema es que la deuda estatal de los Estados miembros está adjudicada en una divisa que no controlan, es como si tuvieran una deuda en divisa extranjera, similar a lo que ocurrió con los países en desarrollo que se endeudaron en dólares". "Esto fue lo que añadió un riesgo que no se reconoció, el peligro de una suspensión de pagos. Si emiten en su propia divisa nunca van a quebrar porque puedes imprimir, pero los países del euro no podían imprimir, por lo que sí podían quebrar"."Cuando los mercados se dieron cuenta, y fueron bastante lentos, pusieron una gran prima de riesgo en este mercado".

En fin, se considera que lo ocurrido con el euro es la evidencia de la incapacidad de los gobiernos a reconocer errores.

Mientras el presidente Barack Obama claramente prefiere al Reino Unido dentro de la Unión Europea, pero su salida no pondría en peligro a largo plazo los lazos particularmente estrechos que unen históricamente a ambas naciones en lo que desde tiempos de Winston Churchill se conoce como "relación especial".

No siempre esa posición ha estado tan clara en Washington. Durante la última Administración, por ejemplo, se despreció públicamente la importancia de lo que se llamó despectivamente "la vieja Europa" y se potenció la relación bilateral con el Reino Unido como alternativa. También en Londres, los gobiernos conservadores estimularon a EEUU a confiar en el Reino Unido y sospechar de Europa. "EEUU sabe que el Reino Unido es su verdadero amigo y que, cuando tiene problemas y necesita algo, nadie más en Europa se lo va a dar, porque son débiles y flojos", dijo Margaret Thatcher en 1984.

Comienza el 2013, con foros en Suiza, Davos (Foro Económico Mundial), Chile, Santiago la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y la Unión Europea (UE). Al final, foros, recomendaciones, fotografías y saludos a regañadientes.  

ecciol@yahoo.com


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar