Compartir

La hipocresía taurina

MARIANO NAVA CONTRERAS |  EL UNIVERSAL
viernes 1 de febrero de 2013  12:00 AM
Se acercan las Ferias del Sol en Mérida y con ella la deplorable anarquía que se apodera de la ciudad. Volverán el caos y la impunidad vial, el abuso del alcohol, los espectáculos soeces y chabacanos, las gentes ebrias orinando en las calles de una ciudad que se pretende culta y educada, abyectos y tristes espectáculos que los ciudadanos vemos repetirse año tras año.

Volverá también algo que se repite con curiosa regularidad, la virulenta diatriba entre taurinos y antitaurinos. Los que defienden la "Fiesta" repetirán sus mismos argumentos ridículos e increíbles, absolutamente incoherentes. Los más metafísicos dirán lo del "arte", ya lo sabemos, "la lucha del hombre contra la bestia", el "desafío a la muerte", el "valor" del torero que se enfrenta al toro, que "vence sobre las fuerzas de la naturaleza bruta". Cómo se nota que no es a un familiar de ellos al que le están banderillando el lomo y lo están asesinando en la arena. Otros, los culturosos, dirán lo de la tradición y la herencia hispana. Estos interesantes defensores sostienen que una tradición debe mantenerse a costa de lo que sea, por el solo hecho de ser tradición, no importa si mala o buena, si cruel o perversa. Según este argumento deberíamos apoyar también la amputación genital a la que son sometidas las niñas en algunas tribus de África, monstruosa práctica que se remonta a los tiempos de los antiguos egipcios, o a la lapidación de las mujeres en algunas sociedades islámicas. Muchas y muy buenas tradiciones y formas del arte -en el caso de que ésta lo fuera- podrían defender estos valedores de la cultura hispana, que no precisamente una de sus más crueles y sanguinarias. Otros finalmente, los más cortos, nos echarán en cara el hecho de que la carne que consumimos proviene también de reses que son sacrificadas en los mataderos. Olvidan estos agudos refutadores que a nadie se le ocurre cobrar por presenciar como se benefician las reses en el matadero, y mucho menos, como pasa en las plazas de toros, discriminando de acuerdo a la distancia: mientras más cerca estés para presenciar la sangre y la degollina, más cara te costará la entrada. Morbo en su más pura expresión.

Lo que no dicen los defensores de la "Fiesta" es que el espectáculo taurino y las ferias en general, tal y como actualmente son concebidas, constituyen un negocio rentabilísimo que enriquece altamente a una pequeña cantidad de empresarios, con la venia y la complacencia de la Alcaldía de la ciudad, que las patrocina y rentabiliza todo el caos y la anarquía que producen. Lo que no dicen estos guardianes del arte y la tradición es que las corridas de toros forman parte de un gigantesco negocio que conviene a muy pocos, reparte pingües beneficios entre algunos políticos y empresarios, denigra a la ciudad y comercia con el dolor de los animales. Un macabro y cobarde espectáculo basado en la sangre, la muerte y el dolor de un animal indefenso. Esto es lo que les conviene callar.

Actualmente, el debate acerca de esta detestable práctica se ha venido desvirtuando y desviando de su objetivo principal. Obviamente, como suele pasar, la política tiene mucho que ver con esto. Se ha pensado, erróneamente, que defender las corridas de toros es "de derechas", y combatirlas "de izquierdas", "progresista". Respetadas firmas de la literatura y el pensamiento han asumido inexplicables posiciones al respecto. En realidad, la sensibilidad por el dolor humano, pero también por el de los animales, es cuestión mucho más compleja y trascendental que una simple posición política. Compromete una actitud y una postura ante el mundo, pero también nuestra calidad como personas. Está claro que los espectáculos taurinos son incompatibles con un mundo cada vez más sensibilizado hacia los animales y la naturaleza. De allí su decadencia por todas partes, especialmente en España. Recientemente, algunas organizaciones civiles se han pronunciado en la ciudad de Mérida contra el secuestro de las ferias por parte de este negocio, y a favor de una celebración que rescate los genuinos valores de la cultura merideña, más allá del caos y la chabacanería que no reflejan la esencia de la ciudad. Una vez más, la sociedad civil se ha adelantado a la mediocre clase política que nos gobierna.

marianonava@gmail.com


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (18)
páginas:
1 | 2 |
Por José Perez
01.02.2013
3:16 PM
Que raro!! El final de articulo como todos los de este periódico es lanzar pestes y veneno al gobierno, ya es hora que empiecen hacer periodismo de verdad!!
 
Por carlos parra
01.02.2013
2:37 PM
Buen articulo sr. Mariano quienes le acusan aqui de doble moralista se les nota q no tienen un apice d sentido comun, soy merideño d nacimiento a mis 28años no he presenciado una corrida y nunca lo hare, soy carnivoro, intente ser vegetariano no pude, pero OJO una cosa es q coma carne y otra es presenciar un acto d esa indole, q tal si en vez d un toro colocamos un hombre vs hombre, les damos espada y escudos y pues nombramos un cesar q decida sobre la vida d su similar. Su critica obviamente va a la pauperrima muestra d "gozo" q tenemos q calarnos los merideños cada año, cuando vienen estas fechas. NO A LAS CORRIDAS DE TOROS!
 
Por jose moretia
01.02.2013
11:17 AM
Mira tu plato, crees que la res de donde viene ese bistek fue muerta a besitos? envidioso, monta tu propia empresa y trabaja, no envidies. La vida de un toro de lidia e muchiiiiisimo mejor qu la de una res para carne o leche.
 
Por Gerardo Rodriguez
01.02.2013
10:54 AM
El señor MARIANO NAVA CONTRERAS tiene razón, no permitamos que los toros sufran una muerte horrible en la arena sino que la sufran en los mataderos. También abogo por despecuezar a los pobres gallos en vez de hacerlos luchar entre ellos mismos.En fin, basta de "La hipocresía taurina" como dijo Mariano y practiquemos "la hipocresía de los defensores de los derechos de los animales" en donde los toros siguen muriendo pero al no ser un espectáculo público podemos dormir tranquilitos y disfrutar de nuestra buena parrilla de toro "rescatado de la barbarie de la arena".
 
Por Jose A. Fajardo Puertas
01.02.2013
10:42 AM
Incluso los toros en España tienen ya mucho detractores (entre ellos yo) contra esta salvajada. Acá existe una leyes de protección contra los animales pero con esta injusta excepción, como si el toro no sufriera dolor alguno. El toro no chilla pero sufre las heridas mortales. Muchos de ellos mueren asfixiados por la sangre en lo pulmones cuando el matador falla en el corazón y clava la estocada en el pulmón. Un horror.
 
Por Pablo Nunez
01.02.2013
10:14 AM
Sr. articulista es necesario enfocarse en algo tan banal como es la Fiesta Brava, habiendo hambruna en Corea del Norte que genera hasta canibalismo. Hay que ser extremadamente insensible para solo ver lo horrendo en un enfrentamiento entre el hombre y la bestia y no no ver lo horrible de la misma condición humana en su mas profunda miseria. Los pecados capitales son despreciables pero los actos aviesos del hombre deberían preocuparnos muchisimo mas por su profunda y despreciable bajeza. El hombre busca distraerse, pero por el camino de esa búsqueda se extravía. El hambre que hoy ataca a otros países bien podría tocar a nuestras puertas de una manera mas odiosa de lo que lo hace hoy. El turismo es una industria y la diversión hace parte de ese segmento de la economía, que según para usted solo beneficia a unos pocos y perjudica a millones, Yo no lo veo así, muchos no lo ven así. Su antipatía hacia la Fiesta Brava y Las Ferias pareciera solo perjudicarlo solo a usted. ¡A los toros!
 
Por Candelario PINO
01.02.2013
10:03 AM
Si hay que ser de LA IZQUIERDA,para ELIMINARLAS,me declaro"Izquierdoso"aunque uno de sus patrocinadores PROFESIONAL,elPEOR Alcalde que ha tenido MI CIUDAD,es"Derechoso"!!aunque CREO,que MAS BIEN ES OPORTUNISTA Y "PESETERO"!!TENDRA EL SUFICIENTE VALOR EL GOBERNADOR DE CHAVEZ,Ade PROHIBIRLAS??NO!NO "tiene" argumentos!!ASI que siguen los "sacrificios" animales!!
 
Por manuel zambrano
01.02.2013
9:58 AM
Este es un tema que no se deberia politizar de esa manera.. primero, el porcentaje de afectos a los espectaculos taurinos es practicamente 50 y 50 entre oposicion y oficialismo... lo que si tiene razon el autor del articulo es en la chabacaneria en que se han convertido TODAS las ferias no solo la de merida, se ha convertido en un gigantesco exprimidor de los bolsillos de los incautos que se les ocurre llevar a su hijo al carrusel y tener que pagar 20 Bs por 4 minutos en un carrito chocón.. que dicho sea de paso, tarda casi un minuto en arrancar de lo viejos y dañados que están...y en una hora te exprimen 500 bs de una manera tal que uno quisiera que le pusieran un pistola en el pecho..al menos asi el atracador tendria rostro.. pero mientras a los alcsaldes les den su "tajadita ferial" aprueban todo lo que se pueda y ni de broma se ve un inspector de los bomberos chequeando las trampas donde montan los juegos.. una vuelta a la luna tambaleando en 4 piedritas y un ladrillo... OLÉ!!!
 
Por williams alvarado
01.02.2013
9:57 AM
Voy al Estado Merida en fecha de Carnavales, pero no pienso pasar por la Ciudad de Merida; solo los pueblitos visitaré.. Que chabacano es ver a todas esas personas mal portadas en una ciudad tan "tranquila".. Mas aún, que verguenza que estas mismas personas chabacanas, y otras mas, apoyen y disfruten de tal matanza que llaman "espectaculo"; Yo lo llamo Atrosidad.. Pero como aun es inevitable que este "espectaculo" se de, entonces allí yo digo: VAMOS TORO, QUE TU PUEDES CORNEARLO, VAMOS!
 
Por Francia Rubio
01.02.2013
9:32 AM
Excelente articulo. Esta practica deplorable deberian de erradicarla de una vez por todas.
 
páginas:
1 | 2 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar