Compartir

Niños que ayudan a los niños

MARÍA DENISSE FANIANOS DE CAPRILES |  EL UNIVERSAL
miércoles 30 de enero de 2013  12:00 AM
Cada día son más los adultos y jóvenes quienes han despertado a un letargo de indiferencia y comodidad que años antes reinaba en nuestra nación.  Miles de niños, que han dado muestra de gran madurez, han aprendido que la solidaridad es vital para salir adelante.  Una de las iniciativas que ha tomado impulso en estos últimos años, en nuestro país, ha sido la Infancia Misionera, que este año cumple 170 años de su fundación.  Durante toda su historia la iglesia venezolana ha estado al lado de los más necesitados prestando una gran ayuda espiritual, educativa y social a través de miles de iniciativas repartidas en todos los rincones del país.

La Infancia Misionera es otro servicio maravilloso de la Iglesia Católica que fue fundada en 1843, por el Obispo francés Mons. Forbin-Janson, motivado por las cartas y noticias de misioneros que le escribían, sobre todo desde China, contándole la desgraciada suerte de los niños, especialmente del sexo femenino, abandonados por sus padres.  Fue así como comenzó a pedir ayuda y junto a Paulina Jaricot, pensó en una obra en la que los niños cristianos ayudarían a los niños de los países de misión, con su oración y dinero.  Cuando Mons. Forbin-Janson murió en 1844 la "Santa Infancia",  hoy "Infancia Misionera", agrupaba a niños de 65 diócesis de Europa, y pronto se extendió por América, Oceanía, Asia y África. Actualmente está presente en más de 117 países con millones de "pequeños misioneros" distribuidos en parroquias, escuelas y movimientos de los cinco continentes.  Más de 20 millones de niños en el mundo se ven favorecidos con sus escuelas, orfanatos y/o dispensarios.

Entre los principales objetivos de la infancia misionera están:  En primer lugar, suscitar y fortalecer en los niños la fe en Jesús, nuestro Divino Salvador;  Ayudar a  despertar la conciencia misionera universal de los niños de modo que "los niños ayuden a los niños", con sus oraciones, sacrificios y aportaciones materiales; Motivar a los niños a compartir la fe y los medios materiales con niños de regiones e Iglesias más necesitadas; Colaborar con los padres, catequistas y profesores en la formación misionera universal y la educación de los niños.  Algunos de los valores que fomenta la Infancia Misionera son: Ayuda a la educación integral de los niños; Hace que el niño viva la experiencia de la generosidad y de la solidaridad;  Desarrolla la afectividad del niño, preocupándose por otros; contribuye a que los niños vivan la experiencia del esfuerzo y la superación; Inicia al niño en el descubrimiento de ser hijo de Dios y hermano de todos los hombres, para que luego pueda vivir como verdadero cristiano.

La Infancia Misionera ha sido valorada y acogida eficazmente en las Diócesis y Vicariatos Apostólicos de Venezuela. En todo el país funcionan equipos en numerosos colegios, escuelas, parroquias, barrios, aldeas y centros rurales de misión. Estos últimos constituyen una bella y eficiente presencia de la Iglesia que, de forma admirable, ha hecho florecer entre las gentes más humildes de nuestros campos la fe y los valores humanos y cristianos. La solidaridad cristiana y la generosa contribución de nuestros niños también se ha dejado sentir entre los niños indígenas de nuestras etnias venezolanas, en sus escuelas, dispensarios médicos y demás necesidades primarias.  Sin duda, una labor meritoria que es necesario difundir a través de los medios para que veamos las cosas positivas que están pasando en nuestro país y para que quienes quieran sumarse a esta iniciativa puedan hacerlo preguntando en su parroquia más cercana. 

Benedicto XVI en el año 2007 dirigiéndose a un grupo de niños de la Infancia Misionera les dijo: "...Veo que son pequeños colaboradores en el servicio que el Papa presta a la Iglesia y al mundo: ustedes me sostienen con su oración y también con su compromiso por difundir el Evangelio. Hay muchos niños que aún no conocen a Jesús. Y, por desgracia, hay otros muchos que carecen de lo necesario para vivir: alimento, asistencia sanitaria, instrucción; a muchos les falta paz y serenidad... La amistad con Jesús es un don tan hermoso que no se puede tener sólo para uno mismo. Quien recibe este don siente la necesidad de transmitirlo a los demás; y, de este modo, el don, compartido, no disminuye sino que se multiplica. Sigan así. Ustedes están creciendo y pronto llegarán a ser adolescentes y jóvenes: no pierdan el espíritu misionero que tienen. Mantengan una fe siempre límpida y genuina. Queridos pequeños amigos, les encomiendo a la protección de la Virgen. Pido por ustedes, por sus padres y sus hermanos. Pido por sus grupos misioneros y sus educadores, y a todos imparto de corazón la bendición apostólica".

mariadenissecapriles@gmail.com    
 
@VzlaEntrelineas


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (1)
Por Daisy Pernía
30.01.2013
8:09 AM
Es muy hermosa la Infancia Misionera, ojalá los padres se dieran cuenta del valor que tiene enseñar a sus hijos a conocer a Cristo y a amarlo ayudando a sus hermanos!! Tuviéramos otra Venezuela!! Una Venezuela unida!! Aún estamos a tiempo, Padres recuerden que sus niños son el futuro, enseñándolos a ser niños de bien, y sobre todo a AMAR A JESÚS y a sus semejantes!!! Respeto a la Vida!!! Gracias por el artículo, muy hermoso!!!!
 
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar