Compartir

¡Horror! Mi hijo quiere estudiar Artes

RUBENS YANES |  EL UNIVERSAL
miércoles 30 de enero de 2013  12:00 AM
A Anaís y Scarletth

¿Puede imaginarse el temor que siente un padre cuando alguno de sus hijos le manifiesta que quiere estudiar una carrera completamente inútil en términos utilitarios, como Artes, Letras, Filosofía o Historia?

El escalofrío en la espalda precede a la imagen de un futuro negro e incierto en lo económico.

"¿Y de qué vas a vivir?", es la primera pregunta que se le hace al jovencito o jovencita que ha cedido a la excentricidad. "¿Qué puede hacer un licenciado en esa cosa?". Y comienzan los retos de tratar de explicar algo para lo que las familias y la sociedad misma no están del todo preparadas.

La mejor manera de responder esa pregunta es hacer un poco de investigación y verificar no qué dice el perfil del egresado en la página web de la universidad; sino qué están haciendo los egresados de la escuela donde se quiere ingresar.

No existe duda de que la Academia es uno de los puntos de aterrizaje de muchos humanistas "duros" –por llamarlos así–, pero también existe una gran cantidad de ellos ejerciendo cargos como gerentes, empresarios, funcionarios públicos, creativos y –obviamente– artistas e intelectuales.

Dentro de la Academia evidentemente hay escalas. Desde el profesor de primaria o bachillerato "Summa Dificultad"  hasta el Profesor "Summa Cum Laude", que llega a titular en una universidad de prestigio, escribe libros, da conferencias y genera conocimiento –aparte de compartirlo. Esto es algo común a toda carrera profesional, ¿o no?

En lo personal, conozco licenciados en Filosofía que han sido Gerentes Generales de empresas y ministros, licenciados en Letras que son creativos de TV,  diplomáticos y empresarios. Evidentemente, muchos de ellos han complementado sus estudios iniciales con postgrados en su área u otra completamente distinta, algo que es perfectamente natural y válido.

La segunda gran pregunta que surca la mente de la familia es: "¿Y tú servirás para eso?". Y arrancan los recuentos mentales de que Anita siempre bailó desde chiquita para adular a los abuelos, o Armandito recitaba poemas que escribía él mismo desde que tenía 2 años.

En el imaginario popular está muy claro que el talento es necesario. El reduccionismo funcional trabaja de forma que sólo parece haber dos valores en esta ecuación de la carrera humanística: o eres un Dudamel o eres un fracasado; Vargas Llosa o la nada; Jesús Soto o la buhonería.

El virtuosismo da fama y la fama es sinónimo de éxito. Esta calibración no es del todo correcta. Es cierto que quienes se inclinan por este tipo de carreras lo suelen hacer por la necesidad de entender al mundo que les rodea y dejar su huella en él. Pero el legado no sólo es fama, sino trascendencia, y eso es algo bastante diferente.

Hace muchos años tuve la oportunidad de conocer a Chevy Chase, el comediante americano, en un evento universitario en Nueva York. Me sorprendió enterarme que trabajó muchos años como libretista antes de pasar al frente de la pantalla. Al ser consultado sobre un consejo para los estudiantes que allí estábamos, dijo simplemente: "make your art" (Hagan su arte) y no se preocupen por la fama o el dinero.

Todos los grandes artistas e intelectuales que conozco personalmente o por referencias coinciden en esto: los ingredientes del éxito son el trabajo duro, la perseverancia, tener metas claras y ser fiel a sí mismo. ¿Pero esta fórmula no es la misma para cualquier carrera? Al menos se la he escuchado decir también a gerentes y empresarios, abogados y políticos.

Sencillamente, como dije arriba, las familias ni la sociedad están preparadas para tales accidentes. Pero a pesar de no saber cómo manejarlas en su gestación, de ser reacios a apostar por ellos, creo que todos podemos entender lo valiosos que son. Sino, ¿cómo definir lo venezolano contemporáneo sin nombres como Carlos Cruz Diez, Arturo Uslar Pietri, José Ignacio Cabrujas, Ramón J. Velásquez o Gustavo Dudamel?

@rubensyanes


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (26)
páginas:
1 | 2 | 3 |
Por bernardo lugo
30.01.2013
11:09 PM
Ser artista deberia asumirse como la valiosa expresion individual del genio humano, el artista es en si mismo el pinaculo de nuestra capacidad para abstraer y expresar de distintas maneras nuestro pensamiento y la percepcion que tenemos acerca del mundo que nos rodea.En un pais como el nuestro, comunicar el arte es un sacrificio un apostolado digno de los primeros dias de la cristiandad, pues la conciencia cultural de esa mente disoluta y muchas veces divagante que conforma el colectivo venezolano es sobradamente propensa a confundir el verdadero arte con experimentos anacronicos o sobradamente rebuscados en la imitación de modelos y conductas ajenos totalmente a lo que podemos construir como propio.Su hijo ya es un artista, solo le falta encontrarse con su identidad expresiva apoyelo tiene un tesoro en su hogar, u apostol que luchara por un evangelio propio que en su medida acercara a nuestro pueblo a la verdad cultural como la fe a cristo.
 
Por Andrés Cardinale
30.01.2013
8:02 PM
Estimado señor Yanes:Como licenciado en Letras, le agradezco profundamente su sensible y articulado texto. Desde que me gradué, en 1989, hasta hoy, he trabajado como corrector, corrector de estilo, editor, traductor, e incluso he escrito algún texto para publicaciones como la "desaparecida" revista "Exceso". Es más que cierto que elegir una carrera como esta, por pura vocación, trae muchísimas satisfacciones de índole personal y espiritual. La parte económica, por otro lado, es bien difícil, y se hace cada vez peor. Lo que me lleva al comentario del señor Fuentes.Señor Fuentes: En un país en el que la prensa está cada vez más constreñida y vigilada, y la gente cada vez menos educada, se hace muy difícil conseguir empleo en el área que uno eligió, y vivir de ello. Cuando un gobierno no respeta la disidencia y no busca la excelencia, las cosas, para los profesionales en estas áreas, se hacen muy difíciles. No tiene usted idea de la mediocridad de la "cultura oficial" actual.
 
Por HENRY QUINTEROWSKY
30.01.2013
5:39 PM
Senor@s: tener un hijo Artista es una bendicion y lo tenemos en la familia.Lo hemos apoyado independientemente de que si sera famoso o no,etc.Hay familias que tienen hijos sacerdotes, monjas, deportistas y estan llenas de orgullo y no precisamente de dinero y fama.Nuestro hijo ha logrado grandes exitos en su carrera como artista; no ha ganado mucho dinero pero es FELIZ haciendo su eleccion.La humanidad necesita mas artistas mas humanistas, ellos generan un balance que el materialismo de otras carreras.Alguien le pregunto aun un joven que queria ser cuando fuera grande y el dijo: Escritor y ese alguien le dijo de vuelta:..te vas a morir de hambre y el respondio:..no importa y ese alguien le dijo de nuevo:..vas a ser famoso entonces.....y asi fue...
 
Por Glaudivel Rojas
30.01.2013
5:29 PM
Todos opinaron desde su punto de vista sin inmiscuir la política ni criticar a nadie, más No el "Aristócrata" informal, demasiado estudiado y con un IQ que sobrepasa los 200,un Stephen Hawking criollo pues, de Oscar Trujillo12:38 PM. Es increíble el complejo de superioridad que posee esta persona y el nivel de xenofobia laboral hacia otras personas que han ejercido alguna labor,que desde su punto de vista esnobista,no es "profesional". Personas como estas lo que dan es pena y lastima ajena, pues no se dan cuenta que esa búsqueda desesperada de aminorar la autoestima de otra persona,es resultado de sus propias inseguridades intelectuales y de índole social.Esto porque le causa una enorme y enfermiza ansiedad que una persona que no es de su "mismo nivel profesional" ocupe un cargo de alta envergadura y el sea un patiquin de oficina, frustración profesional es lo q destila más que resentimiento político.La tolerancia es algo q se construye y se internaliza,no se dice de la boca pa fuera
 
Por María A. de García
30.01.2013
4:06 PM
12:36 pm Sr. Fuentes: ya usted lo hizo
 
Por luis gavidia
30.01.2013
3:42 PM
El problema radica es que aqui en este pais no existe educacion ni cultura como tal solo el mateo... aqui nada cambiara jamas somos un pais de 5ta. en este planeta no tenemos valores eticos y morales en nuestra sociedad todos hacemos lo que nosda la regalada gana como dice ... SOMOS LO QUE QUEREMOS UN PAIS DE 5TA
 
Por Victor Ermoli
30.01.2013
2:52 PM
Tienen razon, este articulo es estupido e ignorante. Alguna vez cualquiera de ustedes se a preguntado el porque su nevera es de la forma que es? Porque tienen esas puertas o gavetas? O quien creo el I-phone or el I-Pad. Porque todos los obejetos que usamos y nos hacen la vida facil todos los dias son como son. La respuesta es muy simple. Son hechos por artistas. SI POR ARTISTAS. Dise#adores industriales, graficos, etc. NO son creados por inegenieros o doctores o abogados. Sin ellos el mundo no existiria. La realidad es que culturas como la Venezolana no reconoce su valor y como consequencia tienen que consumir sus peliculas, productos, comida, ropa, en fin todo lo que necesitan de otros paises y culturas que reconocen el valor del arte. Viva la ignorancia!
 
Por Felipe Martínez
30.01.2013
2:02 PM
Todas las carreras, sectores, industrias y oficios son necesarios. El obligar a un hijo a estudiar algo que no quiera es una mala costumbre del siglo XIX y es en perjuicio para la persona. Los talentos hay que explotarlos, no reprimirlos y por eso en Venezuela todo el mundo es abogado, ingeniero, administrador y no hay diversidad de profesiones tan necesaria para el futuro de una nación. Si los padres de Omar Vizquel le hubieran dicho: No vas a ser beisbolista, crees que hubiera llegado tan lejos?
 
Por Carlos Eduardo López Ferrer
30.01.2013
1:03 PM
Sr. Noriega, se lo digo con conocimientode causa, hice dos carreras, soy músico (suficientemente talentoso como para ganar el concurso nacional de mi instrumento) y acá estoy, viviendo de mi otra carrera y, sobre todo, de los otros idiomas que aprendí. Escribo un consejo consciente y ajustado a la realidad. Con la verdad ni se ofende ni se teme... Al menos que el muchacho tenga medios o un talento brutal como para conseguir en el exterior el dinero para irse y quedarse fuera del país, dedicarse a las artes es casi que tirar los otros sueños mundanos (casa propia, carrito, los estudios de tus hijos, etc.) a la basura. Yo mismo conseguí una beca afuera y nadie en Venezuela (ni privados, ni Estado) quisieron poner un dolar para apoyarme a pesar de tener los méritos. Al final me quedé y si, de vez en cuando trabajo como músico, pero el pan nuestro de cada día me lo pone en la mesa el otro título y los idiomas.
 
Por Oscar Trujillo
30.01.2013
12:40 PM
El verdadero terrorrrrrrr, de cuando tu hijo te dice que quiere estudiar arte, es que tu piensas: Lo perdi!!!!
 
páginas:
1 | 2 | 3 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar