Compartir

Dios cumple sus promesas

...pero cuidado en exigirle lo que Él no ha ofrecido, para no quedar defraudados y enojados

JOSÉ MANUEL OTAOLAURRUCHI, L.C. |  EL UNIVERSAL
martes 29 de enero de 2013  12:00 AM
Todo lo que inicia llega revestido con aires de promesa. De un Presidente se espera que cumpla lo que anunció en la campaña electoral. Un estudiante es una promesa para sus padres y para la sociedad. Los primeros esperan que corresponda al ingente esfuerzo por educarlo y hacer de él una persona de bien, y para la sociedad porque espera un profesionista comprometido con el desarrollo del país. Un noviazgo serio es una promesa de amor que espera convertirse en alianza matrimonial. Incluso el inicio de una película, un partido de fútbol o una corrida de toros, todo comienza como una promesa de algo que está llamado a ser grande y maravilloso.

Quien no cumple lo prometido, defrauda y provoca indignación. ¿Cómo nos sentimos cuando nos sabemos burlados y engañados por nuestros líderes políticos? ¿Cómo se sienten los padres cuando su hijo defrauda sus expectativas? ¿Qué sucede en el estadio cuando el equipo de fútbol se conforma con patear indolentemente el balón?

Este domingo Jesús toma las escrituras del profeta Isaías que anuncian la venida del Mesías que habría de salvar al hombre de la muerte eterna, el ungido de Dios que restablecería el orden roto por el pecado original. La promesa que Dios hizo con Abraham dos mil años antes del nacimiento de Cristo, llega ahora a su pleno cumplimiento. Jesús declara: "Hoy mismo se han cumplido las escrituras" (Lc. 4,21).

Las promesas que Dios nos hizo de salvación, ¿han quedado defraudadas?, ¿podemos levantar el puño hacia el cielo para reclamar a Dios?

Habrá muchos que se rebelen porque tienen problemas económicos, porque sufren dolor en el cuerpo o en su espíritu, porque la vida no resulta tan lógica ante eventos como un tsunami o un terremoto, es decir, ante el misterio del mal y del dolor. Como dijo alguno, ante el sufrimiento del inocente.

Pero entonces, ¿qué fue exactamente lo que Dios nos ha prometido? Nos prometió rescatarnos de la muerte eterna y del pecado y en su Encarnación y muerte en la cruz cumplió su promesa. No nos prometió quitarnos las tristezas y los sufrimientos, no obstante, nos da fortaleza para sobrellevarlos. Nos prometió el cielo, no la tierra. Nos ofreció el camino de la humildad, no el del orgullo. Nos invitó a vivir en la verdad, no en la mentira. Nos recompensa por ser misericordiosos, no por ser poderosos.

Dios cumple lo que promete, pero cuidado en exigirle lo que Él no ha ofrecido, para no quedar defraudados y enojados. Aún así, "ninguna cosa es imposible para Dios" (Lc. 1,37) y "todo es posible para el que cree en Él" (Mc. 9,23).

twitter.com/jmotaolaurruchi



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar