Compartir

El venezolano, lo animal, lo humano

ANGEL GARCÍA BANCHS |  EL UNIVERSAL
lunes 28 de enero de 2013  12:00 AM
Estoy convencido de que, no será resaltando el carácter animal (material) del venezolano, sino su carácter humano, que recuperaremos la República. Si entendemos lo anterior, la estrategia óptima pasará a ser la protesta cívica y pacífica en defensa de nuestros valores, y nuestros principios: la libertad, la igualdad, la dignidad, la solidaridad, la fraternidad, la civilidad, la justicia, la rectitud, la honradez, la honestidad, la unión, la descentralización, y el respeto a todos y cada uno de los seres humanos, sin distingo de raza, color, religión, género, origen, profesión, cultura, condición física, social o ideológica; pero, también, la protesta cívica y pacífica resultará ser la mejor estrategia para presionar y lograr la liberación de presos políticos, y el restablecimiento de condiciones electorales mínimas, entre otros objetivos específicos.

Ha sido un grave error pensar que la mejor estrategia es esperar a que lo económico y las necesidades materiales (animales) del venezolano desatasen el cambio político. Claramente, no será ello lo que nos permita recuperar la República.

El régimen político que hoy impera en el país ha buscado animalizar al venezolano, en el sentido de que ha pretendido limitarlo cada vez más a lo material. Pero, el venezolano, a pesar de lo que se nos ha hecho creer, no se conforma con poder satisfacer sus necesidades materiales como comer, vestirse, disponer de un techo, etc. El venezolano, a pesar del esfuerzo continuo de los políticos para hacernos ver lo contrario, es, ante todo, ser humano que demanda líderes que defiendan su dignidad, sus valores, y sus principios. Ese fue y sigue siendo el espíritu que imperó en el 23 de enero de 1958, la lucha por las libertades políticas y civiles, así como por la dignidad y los valores del venezolano.

La estrategia actual opositora de esperar una crisis económica, por ingenuidad, tal vez, colabora con el régimen neo-dictatorial, que lo que desea es arrodillarnos al limitarnos a nuestro carácter animal. Si no defendemos la dignidad, la venezolanidad y, fundamentalmente, nuestros principios, perderemos definitivamente la República (el imperio de la Ley, nuestras normas y valores). Tal y como ha ocurrido en todos los regímenes dictatoriales en los cuales se inspira el del chavismo, utilizarían la escasez y el racionamiento de bienes para hacernos caer de rodillas por nuestras necesidades materiales (el acceso a los alimentos, la salud y un techo). ¿No es acaso así en Cuba? ¿Para qué han sido, entonces, la tarjeta de racionamiento, y los mercados negros, que de una u otra forma han estado presentes en todas las experiencias comunistas?

El llamado es, pues, a defender lo que nos hace humanos, dignos y libres. Referirnos a la escasez, la inflación y los problemas materiales tiene sentido. Pero, por la República, el acento debe necesariamente estar en la protesta cívica y pacífica por nuestros valores y nuestros principios.

@garciabanchs


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (2)
páginas:
1 |
Por José R Pirela
28.01.2013
3:00 PM
Las necesidades materiales (animales) son resueltas por cada ciudadano cuando el Estado está conformado con base al respeto a la libertad individual. Pero la conformación parte de una condición sine quo non: los medios de producción son propiedad de los ciudadanos y el Estado debe garantizar su protección. De esa manera la economía es generada y dinamizada por los ciudadanos, que protegen su libertad individual. De esa manera, todos los demás valores humanos se activan y funcionan automáticamente, por acción-reacción.
 
Por José R Pirela
28.01.2013
11:01 AM
El respeto a la libertad individual permite que los demás valores se activen en la convivencia entre ciudadanos y entre éstos y el Estado. Pero, cuando el gobierno pone al ciudadano rodilla en tierra subyuga su dignidad. Los pone a pedir, en lugar de dejarlos que produzcan y progresen.
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar