Compartir

Unión nacional y gobernabilidad

Sin esperar los acontecimientos a futuro, la oposición debe mostrar cohesión, ganas de ganar

JUAN MARTIN ECHEVERRÍA |  EL UNIVERSAL
domingo 27 de enero de 2013  12:00 AM
El país tiene materias fundamentales sobre las cuales las fuerzas políticas tienen que ponerse de acuerdo: Pdvsa, deuda externa e interna, inseguridad, prevención, justicia, policía y cárceles, vivienda, salud, educación, vialidad y una campaña eficiente contra las drogas, que hoy en día amenazan la vida cotidiana de los liceos. La MUD, tal como lo tiene planteado, debe reestructurarse, para convertirse en una organización capaz de imprimirle una dinámica triunfadora a la política, con un plan social que enamore a los sectores populares, ya que ningún régimen que pretenda la perpetuidad está en capacidad de criticarse, corregir los errores y dar el gran salto de trabajo y convivencia que necesitamos con urgencia.

Quien quiera ser candidato debe recordar la máxima de Mahoma y acercarse a la montaña, a los medios de comunicación, Iglesia, universidades, sindicatos, ONG y trabajar en forma permanente y diversificada en las comunidades; hay que convencer a los adversarios, rivales y a todos los que hasta ahora se hayan mostrado neutral o indiferente, e incorporarlo vitalmente al crecimiento político de la oposición, que requiere una estrategia de pluralidad, programas eficientes que reduzcan la pobreza y un acuerdo integral que fortalezca la incorporación directa de los distintos sectores sociales.

Recientemente en México todas las fuerzas políticas y el Gobierno firmaron un pacto, conscientes que ninguna organización partidista puede imponer sobre los ciudadanos un programa único y las reformas exigen un acuerdo mayoritario, que permita el fortalecimiento del Estado y la participación activa de los ciudadanos en la planificación, ejecución y valoración de los programas. La consecuencia es llevar las 24 horas del día la participación a la calle, aplicando a fondo un conjunto de medidas que hagan ascender a la sociedad verticalmente, posicionando al conjunto hacia una mejor calidad de vida.

Este plan nacional de gobernabilidad obliga a la campaña casa por casa, desarrollada magníficamente por Henrique Capriles y también a comprometer a las organizaciones par- tidistas, precandidatos, distinguidos profesionales y segmentos sensibles de la sociedad, que van a tener un efecto multiplicador en la campaña electoral. En especial cuando el líder del Poder Ejecutivo, quien ha sido en los últimos 14 años el centro de la política, ante sus condiciones de salud a poner sobre la mesa el adelanto de las elecciones, unirse inexorablemente, diseñar un plan y comenzar a ejecutarlo de inmediato, sin esperar los acontecimientos que puedan producirse a futuro. La oposición debe mostrar cohesión, ganas de ganar.

El Pacto por México tiene aciertos como el seguro de vida para las jefas de familia, un sistema nacional de becas en base al desempeño, el fortalecimiento de los mecanismos de protección de los derechos humanos y en especial a los periodistas, así como una reforma electoral que profundice el compromiso con el voto y la depuración de la autoridad electoral. El objetivo es derrotar el pensamiento único y blindar la gobernabilidad.

juanmartin@cantv.net



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (7)
páginas:
1 |
Por José R Pirela
27.01.2013
1:44 PM
A la dirigencia política opositora también la mantiene dividida la ambición por el Poder Supremo. En lugar de cohesionarse para emancipar al pueblo de la de la hegemonía petrolera del gobierno, la divide el egoísmo por el Poder Único. No se logrará la sustentabilidad de la gobernabilidad, hasta tanto no se independicen las instituciones del la hegemonía del Estado petrolero.
 
Por José R Pirela
27.01.2013
1:43 PM
Considerar la concientización política como una catequesis evangélica casa por casa es otra aberración política venezolana, resultado de la hegemonía petrolera presidencialista.
 
Por José R Pirela
27.01.2013
1:43 PM
El fortalecimiento del Estado deja de ser un deseo, o un eslogan discursivo, independizando a las instituciones públicas y privadas de la hegemonía petrolera del gobierno, o sea, de la hegemonía sobre las divisas nacionales.
 
Por José R Pirela
27.01.2013
1:43 PM
Incorporar a los ciudadanos a una participación activa en la planificación, ejecución y valoración de los programas, es una quimera de la cultura conductista latina, muy arraigada en Venezuela, gracias al caudillismo militarista y al presidencialismo con autonomía financiera propia, gracias a la hegemonía petrolera.
 
Por José R Pirela
27.01.2013
1:42 PM
Ni la política es amor, ni el enamoramiento ocurre por interés. Lo contrario es una aberración de la política populista, gracias al petróleo. Ocurre en Venezuela al desvirtuar el papel del Estado, entregándole al presidente el papel de Papá-Poder, y el Petróleo para chantajear a toda la sociedad.
 
Por José R Pirela
27.01.2013
1:41 PM
Gobernabilidad: unión nacional: acuerdo nacional: pacto político para liberar al ciudadano de la hegemonía del Estado. Consiste en cambiar la práctica populista por programas sociales. Esto es, cambiar el mercadeo del voto por la productividad macroeconómica: Bien común. El bien común no se logra mirando a una sola persona, sino al resultado esperado por la productividad del conjunto. La productividad del conjunto no puede ser inducida por el Gobierno, menos por el Estado. El Estado debe responder a las dificultades y limitaciones que encuentran los ciudadanos en sus múltiples actividades. La función del Estado es ayudar a pescar, No a servir la mesa. Tampoco enseñar, sino facilitar el aprendizaje. Es así como el ciudadano participa, No pidiéndole que lo haga, menos obligándolo.
 
Por JOSE LABASTIDAS HERNANDEZ
27.01.2013
9:08 AM
DEBERIAS IRTE A VIVIR A MEXICO ENTONCES JUAN M ECHEVERRIA SI ES QUE CONSIDERAS QUE ESE GOBIERNO ES PERFECTO Y QUE ES LO QUE MAS DE AGRADA COMO FORMA DE GOBIERNO..QUE SE SEPA EN MEXICO EXISTE UNA PROFUNDA CRISIS ECONOMICA DONDE LA POBREZA Y EXCLUSION REBSAS LOS LIMITES DE LA NORMALIDAD Y DE PASO EL PIAS ESTA AZOTADO PO LA INSSEGURIDAD QUE POR CIERTO TANTO CRITICAN USTEDES AQUI DONDE LAS MAFIAS DE NARCOTRAFICANTES PRACTICAMENTE TIENEN EL CONTROL DE PIAS Y HACEN LO QUE LES DA SU REAL GANA Y MATAN SANGUINARIAMENTE CIENTOS DE PERSONAS CADA VEZ....SI FUESE ASI COMO TU LO PINTAS LA GENTE NO HUYERA DE ESE PAIS EXPONIENDO SU VIDA EN LA FRONTERA PARA BUSCAR UNA MEJOR VIDA EN USA...
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar