La locura colectiva

Los signos de locura han estado presentes desde el comienzo de la revolución bolivariana

AXEL CAPRILES M. |  EL UNIVERSAL
jueves 24 de enero de 2013  12:00 AM
El estremecedor episodio del campesino tachirense que golpeó a su mamá de 80 años, le disparó, le cortó las manos y los brazos y luego la incendió porque había recibido órdenes del más allá de sacrificar a su madre para lograr la recuperación del presidente Chávez no es un simple caso de psicosis o locura individual. Es un síntoma de la locura colectiva que invade nuestro país, de la clásica histeria de masas estudiada por Tarde y Le Bon y que hoy infecta a una parte importante de la población venezolana. Cuando el 10 de enero las multitudes se movilizaban gritando "yo soy Chávez" o "Chávez no está en Cuba, está aquí en Venezuela, está en todo el mundo, porque todos somos Chávez", había algo más que un simple eslogan o lema publicitario, se estaba dando un verdadero proceso de transubstanciación de identidad. Ocurría un síntoma típico de las psicosis y de los fenómenos de masa: la despersonalización, la pérdida de los límites de la personalidad individual y la adopción una personalidad arquetípica. Los signos de locura han estado presentes desde el comienzo de la revolución bolivariana. Una de las primeras anécdotas que se divulgó de Chávez es que en su casa había una silla que estaba siempre reservada para Simón Bolívar, el convidado de piedra.

De las muchas marchas chavistas a las que he asistido, uno de mis más nítidos recuerdos es el de las caras enajenadas de centenares de milicianos que veían la espada de Bolívar volando por los aires empuñada por la mano resucitada del héroe que venía a hacer justicia. Lo que hoy sucede en Venezuela en nada difiere del fanatismo religioso y el movimiento mesiánico que dirigido por El Consejero llevó a la guerra de Canudos en las áridas tierras del Sertao. Es un eco en nuestra cultura. Pedro I de Portugal hizo exhumar y coronar a su amada Inés de Castro y la sentó en el trono a su lado para obligar a todos los cortesanos a besar la mano de la muerta. El problema de la locura colectiva es que al estar inmersos en ella no nos damos cuenta de la misma.

acaprile@ucab.eud.ve



Más artículos de esta firma

¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (4)
páginas:
1 |
Por Raul Fattorello
07.09.2014
8:19 PM
El articulo pareciera implicar que esa locura que menciona y no pretendo discutir fuese una plaga general y multitudinaria de la que estuviese contagiada la gran mayoria de la ciudadania y,afortunadamente, no es asi.Tenemos, si, una gran parte de la poblacion profundamente ignorante pero la sola experiencia del diario vivir y sobrevivir va generando en ellos un nivel de sentido comun no facil de detectar ni describir..... es como algo subyacente a la espera del evento que le permita subir a la superficie.Tal evento podria ser una razonable, comprensible, aplicable y universalmente conveniente propuesta de republica nueva enfocada en grandes reformas sistemicas que incluyan al 100% de los venezolanos en las decisiones (legislacion), en el funcionamiento institucional, en la fiscalizacion del erario publico y en la riqueza nacional.Es posible y la MUD tiene los esquemas, yo mismo los entregue desde la comison programatica (Zulia)en el 2010.
 
Por silvia blanco
31.01.2013
3:28 PM
En Venzuela existen los locos activos ( los seguidores del Invisible) y los pasivos (Opositores) . O sea una doble locura!!!!
 
Por Volmar Gonzalez
24.01.2013
1:54 PM
Locos hay en todos lados, lo malo es cuando cualquier cosa, como la violencia y los crímenes que vivimos, nos empiezan a parecer normales y los aceptamos sin más ni más.
 
Por Alfredo Milano
24.01.2013
6:53 AM
Este es un país de locos. Pero hay locos y hay los que se aprovechan del loco. Unos de los primeros en darse cuenta fue Arturo Uslar Pietri, cuando refiriendose a chávez dijo más o menos: ".... es un ignorante delirante." Muy claro. Fidel también se dió cuenta de lo delirios del comandante, pero como viejo resabiado, sólo le bastó decir: "...Chávez es un muchacho valiente." En buen criollo, fue una espectacular jalada de mecate. Eso que llaman pueblo es heterogeneo, hay locos rojos, y hay quienes se hace los locos rojos pero no puede ver una talanquera. Zapata agregó algo muy bueno en uno de sus dibujos: "no hay nada más peligroso que una revolucíon armada y analfabeta." Por ahí va el asunto: ignoracia y locura colectiva.
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
 
Cerrar
Abrir