Compartir

Perdida

Los venezolanos están perdidos porque dependen de soluciones externas a sus problemas

MICHAEL ROWAN |  EL UNIVERSAL
martes 22 de enero de 2013  12:00 AM
Venezuela está perdida y lo ha estado por mucho tiempo. Perdió el rumbo antes de la debacle actual, con un presidente hospitalizado en Cuba, tan incapacitado que ni siquiera pudo asistir a su juramentación. Perdió el rumbo antes de 2005, cuando se disparó el precio del petróleo y todo se fue al traste, sin contar una deuda histórica, corrupción, drogas, homicidios, improductividad, inequidad e inflación. De hecho, el país perdió el rumbo antes de 1998, cuando los electores votaron por un paracaidista que los librara de una generación de dulces tratos políticos para unos cuantos y pésimos resultados para muchos. Perdió el rumbo con el pasar de los años después de haber sido un pionero en la democracia de América Latina en 1958, cuando la diatriba en los años sesenta sobre cómo sembrar el petróleo menguó a favor del consumo suntuario imprudente y perenne con la tarjeta de crédito pública. Allí fue cuando Venezuela perdió realmente el rumbo.

Venezuela no se perdió en las generaciones de 1900 a 1970, cuando sus tasas de crecimiento e inflación figuraban entre las mejores del mundo. Entonces, el petróleo no era lo único que se producía en el país. Eran días felices; verdad es que muchos transcurrieron bajo dictaduras con mucha presión para liberar al pueblo, pero muchos de esos días contaron con los primeros presidentes democráticos que lidiaron con la siembra del petróleo sin que esto los corrompiera. Tras la legalización del monopolio estatal del petróleo y la industria se encendió la mecha de la corrupción, y a finales de los setenta, la productividad cayó en picada. Irónicamente, la productividad se recobró a principios de los noventa, solo para toparse con una asonada, la impugnación presidencial y un tropel de salvadores ansiosos.

Los venezolanos están perdidos porque dependen de soluciones externas a sus problemas, llámense petrodólares, poder gubernamental o las promesas de sus falsos profetas. En un sondeo mundial de 1998, 67% de los venezolanos se identificó con la frase: "no tengo el control de mi vida", y apenas 33% concordó con "soy responsable por lo que me pasa". Tras 14 años de caudillismo, pudieran estar aún más desorientados, dependientes y perdidos que en 1998, un mal año para ellos.

michaelrowan22@gmail.com

Traducción: Conchita Delgado



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (1)
Por José R Pirela
22.01.2013
3:44 PM
Así es amigo Rowan. Los venezolanos conscientes le agradecemos su mensaje. Estamos perdidos entre la barbarie caudillista y la riqueza petrolera que se amalgamaron en el Ejecutivo, lo que ha impedido la consolidación de la independencia institucional y la práctica democrática de la familia venezolana. La única manera de entrar a la civilización del siglo XXI es liberarnos de las cadenas del Poder Absoluto del Ejecutivo. Tal organización política ha servido para despertar egoísmos, ambiciones, corrupción y división social. Ya es tiempo de que tomemos conciencia de ello.
 
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar