Compartir

La juramentación

Si las instituciones son pobres, también es pobre la sociedad a las que ellas pertenecen

GERVER TORRES |  EL UNIVERSAL
domingo 20 de enero de 2013  12:00 AM
Uno de los países más ricos y prósperos del planeta, Estados Unidos de América, se prepara para celebrar mañana 20 de enero, la juramentación de su presidente, Barack Obama. A pesar del carácter muy pragmático de los estadounidenses, que los ha llevado a una constante búsqueda para inventar y producir gran cantidad de las cosas que simplifican nuestra vida diaria, no se les ha ocurrido deshacerse de formalidades, aparentemente inútiles, como esa de juramentar a un presidente que va para un segundo mandato.

A los que han inventado cosas tan prácticas y útiles como el automóvil y el Internet, no se les ha ocurrido hasta ahora suprimir la juramentación de los presidentes. ¿Por qué?

Hay una razón. En un libro reciente, "Por qué fracasan las naciones", sus autores, Daron Acemoglu y James Robinson, concluyen y reafirman lo que es una creciente certeza en las ciencias sociales: que la naturaleza y solidez de las instituciones es tal vez la variable que mejor explica el progreso y bienestar de los pueblos. No es el clima o la ubicación geográfica, no es la religión, no es la abundancia de recursos naturales, no es la cultura o la etnicidad, no es la personalidad de la gente, ni su laboriosidad o espíritu empresarial; es más bien, el tipo y calidad de las instituciones lo que determina el progreso y el bienestar de los pueblos. No hay países ricos con instituciones pobres. Si las instituciones son pobres, también es pobre la sociedad a las que ellas pertenecen. Por eso, cuando Nicolás Maduro, vicepresidente de la República, dice que la juramentación del presidente es una mera formalidad, deja ver, una vez más, su concepción de las instituciones: éstas son formalidades de las cuales se puede prescindir cada vez que nos estorben. Dejó ver por qué el país es pobre; dejó ver qué es lo que en buena medida nos separa del desarrollo y del progreso: la naturaleza y solidez de nuestras instituciones.

gerver@liderazgoyvision.org



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (2)
páginas:
1 |
Por alberto valles
20.01.2013
6:03 PM
jajajajajaja. El país más próspero del mundo y tiene ya dos años tratando de superar el trauma del deficit fiscal...jajajajaja;el país potencia,y la NASA renunció (por falta de "plata") a todo plan espacial...jajajajajaja;el país potencia mundial y la mayoría de la gente pasa necesidades;jajajajajaja...no jodas,adulador de los gringos¡¡¡ Tú mismo sabes (si es que has ido) que en ese país no se puede vivir. Elimina tantos medios de comunicación "mentirosos" y verás que nadie te cree éso de POTENCIA MUNDIAL. JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA¡¡¡
 
Por alejandro cabrera
20.01.2013
5:57 AM
es tanta la pobreza de las instituciones, que debemos escuchar y acatar las interpretaciones que de la carta magna nos hace por televisión un chofer de autobus, ya somos hace tiempo un país africano, estamos mandados por una generación de clones de Idi Amín Dadá
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar