Compartir

De cómo perder el tiempo

Cuando se superen las matrices del "yo" y se imponga la tesis del "nosotros", avanzaremos

ALFREDO YÁNEZ MONDRAGÓN |  EL UNIVERSAL
sábado 19 de enero de 2013  12:00 AM
La crisis nacional va de lo general a lo particular, o viceversa. Mientras se critica al pensamiento único y la exclusión imperantes desde el seno del Poder Político, éstos se aplican a discreción en la alternativa democrática. Mientras se izan banderas estoicistas en favor del diálogo, se invita a quienes piensan distinto a montar tienda aparte.

Preocupa que a estas alturas, luego de un año de padecimientos, decisiones acertadas y otras tantas absolutamente desafortunadas; el resultado de las elecciones primarias se utilice para encapsular una posibilidad cierta, pero no exenta de revisiones, evaluaciones y correcciones.

Aquel proceso, propuesto para trazar las líneas de acción, no logró -ni por asomo- convertirse en el catalizador de las inquietudes de un país sumido en la resignación, en el abuso de sus recursos para el despilfarro y la mercadotecnia como forma de hacer justicia social. Lamentablemente el proceso de primarias se subutilizó.

A lo largo del proceso no se concretaron políticas de largo aliento. Los encuentros para soluciones compartidas se convirtieron en meros espectáculos televisivos para ver quién subía más puntos en las encuestas. Los temas centrales de gobernabilidad nunca se tocaron; las propuestas recogidas en los lineamientos para el programa de gobierno de la unidad nacional, no se defendieron ni blandieron a lo largo de la campaña; no se interactuó con la conciencia del país, no se hizo justicia con quienes participaron en el proceso, como candidatos, como promotores, como votantes, como expectantes frente a la urgente, y aún vigente, necesidad de unidad nacional, no para ganar unas elecciones, sino para resolver esa crisis palpitante, llena de vida.

Hace poco más de un mes el país entró en transición. El Poder Político asumió el manejo de la incertidumbre y muchos de los sectores que se oponen a esta ven con asombro como desde la alternativa democrática se invocan posiciones particulares, en evidencia de que la maqueta unitaria no ha sido capaz de superar las tesis individuales; de que todavía intentan imponerse los "yo", por encima del obligatorio "nosotros".

Esta semana, para algunos tarde, habrá una nueva oportunidad para la reflexión y el arranque. Venezuela ha padecido a lo largo de los últimos años una condena cruel; no solo desde la perspectiva de la imposición de una propuesta sectaria; sino también desde las visiones con fin común, pero incapaces de encontrar cruciales puntos coincidentes en el camino.

De la resolución de esa crisis particular -o general, según se entienda-, dependerá el futuro de un país que jamás ha vivido en normalidad.

Autor de: Primarias, un ejercicio ciudadano

@incisos



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar