Compartir

¿Para qué sirven los economistas?

Es hora de hacer algo distinto, algo nuevo. Es eso o quedar a merced de los opinadores de oficio

MIGUEL ÁNGEL SANTOS |  EL UNIVERSAL
viernes 18 de enero de 2013  12:00 AM
Es una pregunta legítima. Tanto para quienes están pensando, están ahora o alguna vez estudiaron economía (¿qué se puede hacer con todos esos conocimientos?) como para quienes consumen lo que producen los economistas (¿en qué se puede creer?). Inclusive para los amateurs, para quienes se acercaron más tarde, atraídos por la omnipresencia del hecho económico. ¿Para qué sirve un economista?

En Venezuela la economía está asociada de manera inseparable a predecir el futuro, en el mejor estilo de Adriana Azzi. A esa concepción han contribuido mucho los "analistas" que andan por ahí, siempre prestos a jugar a Casandra para ganar algo de espacio. La idea de que la profesión es inútil si no es capaz de predecir lo que vendrá no puede ser más errada: los médicos no viven de predecir quién sanará y quién no, y cuándo, sino de prescribir remedios y corregir desequilibrios. De allí que lo que deba preocupar de la economía como ciencia sea su incapacidad para resolver nuestras dificultades (i.e. la crisis financiera), más allá del hecho de no haber sido capaz de predecirlas.

Se trata, al menos en su acepción más agregada (macroeconomía) de administrar de la mejor forma nuestros recursos escasos para satisfacer nuestras necesidades ilimitadas. A ese nivel los resultados dependen de las decisiones de millones de personas, lo que introduce un grado de complejidad que a su vez limita la precisión que la ciencia es capaz de alcanzar. Para tratar de analizar las más frecuentes de esas situaciones, los economistas recurrieron al uso de representaciones "simples" de la realidad (modelos), la mayoría de las veces amparados en un grado significativo de abstracción matemática.

Al principio, se procuró reducir toda nuestra compleja realidad a unas pocas ecuaciones. Apenas un código de representación, de alguna forma cobró vida propia y empezó a caminar, al estilo de los naipes del náufrago en la novela de Jostein Gaarder. Su decodificación de vuelta al mundo real quedó suspendida. Los modelos de "equilibrio general" que de allí derivaron, en palabras de Ricardo Caballero (MIT), "se dejaron hipnotizar por su propia lógica de una forma tal que empezaron a confundir su capacidad para predecir las circunstancias de ese mundo abstracto en el que surgieron con su capacidad para predecir la realidad". La futilidad de estos métodos llevó a otros a estudiar fenómenos específicos de manera más precisa, sin pretender "explicarlo todo". De este segundo grupo (ridiculizados como "modelos mascota" por los más generalistas) se derivan conclusiones más precisas pero más simplistas: su relación con el todo no siempre queda clara. La economía de los datos, esa que parte de y vuelve a los resultados concretos del hecho económico, ha pasado a un segundo plano.

A partir de aquí, la ciencia necesita con urgencia a gente dispuesta a levantarse y denunciar que el emperador lleva rato desnudo. Es hora de hacer algo distinto, de intentar algo nuevo. Es eso o quedar a merced de los opinadores de oficio. Como bien apunta Caballero, esos, aunque parezca imposible, sufren del síndrome de pretender-saber de una forma todavía más aguda que los economistas de academia.

@miguelsantos12



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (13)
páginas:
1 | 2 |
Por Miguel Ángel Santos
19.01.2013
5:24 AM
Así es Mario! El de algunos a veces es un problema de falta de ignorancia.
 
Por Mario Martinez
18.01.2013
5:03 PM
!Como hace falta un poco de ignorancia!
 
Por Henry Martinez
18.01.2013
4:40 PM
Finalmente, Creo que en lugar de generalizar haciéndose la pregunta "¿Para qué sirven los economistas?", la que debería hacerse es "¿Para qué sirvo Yo, y cuál es el aporte que puedo dar para mejorar la situación actual y futura, mía, de mi familia, de mis semejantes y de la comunidad, el país, el mundo donde vivo?" Atentamente, Henry Martínez Economista
 
Por Henry Martinez
18.01.2013
4:39 PM
Creo en la honestidad de las instituciones educativas y de sus miembros, que seguro estoy tienen como principal objetivo el dotar de los mejores conocimientos y herramientas que poseen a sus educandos, a conciencia de que el logro y éxito de estos será el mejor reconocimiento y retribución a su insigne labor educativa. Creo que con el respeto a nuestros semejantes, la honestidad y el esfuerzo desinteresado de cada uno de nosotros, consolidados como un todo, es que logramos ser exitosos en la solución de nuestros propios problemas sean estos comunes o no, y así crear para nosotros y nuestros descendientes un futuro claro y alcanzable, donde no tenga cabida la incertidumbre ni la mediocridad. (Continua)
 
Por Henry Martinez
18.01.2013
4:37 PM
Creo en la capacidad del ser humano, que cada día busca nuevas formas de hacer mejor las cosas, mediante el desarrollo de sus habilidades sustentadas bien sea por un aprendizaje continuo o tal vez por un "don" concedido por un ser supremo. Creo en la honestidad y el respeto que como ser humano, "Yo", le debo a mis semejantes, sean profesionales o no, y a las actividades que realizan. Respeto sus puntos de vista, los comparta o no. Procuro ser lo más objetivo posible y prudente al realizar mis evaluaciones, esto me obliga a investigar y hacer uso de todos los conocimientos y herramientas disponibles a mi alcance, sean estos textos o modelos, consciente de que los mismos solo contribuyen o guían en el proceso de estructurar decisiones, que solo son responsabilidad del que las toma. (Continua)
 
Por Henry Martinez
18.01.2013
4:34 PM
Señor Santos, por respeto a mí mismo, cuando deseo expresar mis puntos de vista siempre lo hago en primera persona, ya que de esta forma evito incurrir en ligerezas o generalidades que puedan ser mal interpretadas y hasta ser consideradas ofensivas, por quienes son los receptores de los mismos o por aquellos que de una u otra forma se sientan aludidos por estos. Creo fervientemente que las personas, profesionales o no, cuando realizan una actividad son sinceras consigo mismo y aplican con integridad los conocimientos que poseen, a fin de lograr su mejor aporte en el logro de los objetivos que le han sido encomendados o que personalmente se han planteado alcanzar. (Continua)
 
Por Henry Martinez
18.01.2013
4:30 PM
Estimado Sr. Santos Atentamente he leído y analizado su artículo titulado "¿Para qué sirven los economistas?", publicado en el diario El Universal el día de hoy, y sin ánimo de polemizar ni sustentar juicio de valor alguno, pero si con la intensión de expresar mi propia y humilde reflexión al respecto como profesional de tan ilustre profesión, así como también lo es cualquier otra profesión u oficio desarrollado por ser humano apegado a principios lícitos y sobre todo realizado con la honestidad de sentirse útil asimismo y al prójimo, sintiendo que el fruto de su esfuerzo, preparación y trabajo es apreciado y útil para aquellos que son receptores del mismo, sean estos personas o instituciones. Señor Santos, por respeto a mí mismo, cuando deseo expresar mis puntos de vista siempre lo hago en primera persona, ya que de esta forma evito incurrir en ligerezas o generalidades que puedan ser mal interpretadas y hasta ser consideradas ofensivas,... (Continua)
 
Por Shary Sulbaran
18.01.2013
11:12 AM
Con todo respeto a los señores economistas, yo hasta ahora no conozco a uno que este haciendo un trabajo donde ejerce su carrera. Todos los que conozco son comerciantes informales o taxistas. Además las empresas no los contratan, prefieren a los administradores y contadores.
 
Por Alejandro Uribe
18.01.2013
9:58 AM
Los padres de la macroeconomía (Keynes y Friedman) provenían de las escuelas de matemáticas y estadística. Considero que una revisión sincera, que determine porqué los economistas se han equivocado y cómo se debería corregir el rumbo, debe partir de un pensamiento ecléctico y objetivo, que involucre a otras disciplinas académicas, donde quizás se puedan encontrar mentes e ideas no contaminadas por algunas antiguas teorías, que nublan y encasillan el pensamiento. Quiero aportar algunos tips a este foro: 1. El universo es finito y por lo tanto las variables utilizadas en los modelos deben tener límites. 2. Un error de las dos grandes escuelas de la economía, es tratar de crear riqueza mediante la expansión ilimitada de liquidez monetaria. 3. El dinero no es riqueza, la riqueza está representada en bienes y servicios 4. Concluyo citando el primer postulado de la relatividad monetaria: "El valor del dinero es inversamente proporcional a la cantidad existente del mismo en el mercado".
 
Por Alejandro Uribe
18.01.2013
9:26 AM
Muy buena pregunta. La economía es una ciencia social y no comparto la opinión de Sheldon Cooper que "Las ciencias sociales son una farsa". A Albert Einstein no le gustaban las ciencias sociales, debido a que le parecían muy complejas por manejar muchas más variables, que las que se manejan en las ciencias exactas. Comparto la opinión de Einstein, debido a que los modelos matemáticos que representan las leyes de las ciencias exactas, contienen variables determinísticas y en algunos casos probabilísticas, que nos permiten predecir el comportamiento con un alto grado de precisión de un experimento. En las ciencias sociales existen además de los tipos de variables mencionados otras variables, que podríamos denominar caóticas, que no se consideran dentro de los modelos y que hacen que ciencias como la economía en algunos casos se parezca más a la astrología. Concuerdo con MAS en que es importante revisar las teorías existentes, debido al colapso de los modelos keynesianos y monetaristas.
 
páginas:
1 | 2 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar