Compartir

El pasticho

No son sólo los dirigentes de oposición los convocados a defender la República. Somos todos

SOLEDAD MORILLO BELLOSO |  EL UNIVERSAL
viernes 18 de enero de 2013  12:00 AM
No esperemos soluciones mágicas a todo este asunto. Tampoco que de afuera nos vengan a arreglar el menjunje que han hecho estos señores inspirados por las más bajas ambiciones. Esto tomará mucho tiempo, mucha labia, mucha saliva, mucha tinta, mucho sudor, mucho trabajo, mucho esfuerzo, mucha paciencia.

La gente pregunta, ¿y ahora qué? No hay fórmulas únicas, pero creo que la medicina contra este pasticho es el orden, contra la mentira la verdad, contra la desinformación la correcta y oportuna información, contra la ambigüedad la claridad, contra las trampas la serenidad, contra las ínfulas autocráticas, más y más democracia.

El trabajo debe ser mancomunado, diligente, eficiente, experto y constante. Cada cual tiene en su órbita, su contexto, su público. No son sólo los di- rigentes de oposición los convocados a defender la República. Somos todos. No me refiero a caer en provocaciones del oficialismo reinante yéndo- nos a la calle para protagonizar espectáculos de violencia. Eso es lo que quieren. Así nos harían culpables de sus desatinos. Se trata de hacernos protagonistas de la más sólida exigencia de recuperación de la democracia.

Hay que exigir que nos den prueba de vida y detalle de salud del presidente. Hace más de un mes que se esfumó. No sirve un tuit que puede ser falseado. O una foto trucada con photoshop. O recados que dizque manda con Maduro. Hay que negarse a la manipulación. Este gobierno continuado tiene que salir del escaparate con candados en el que se ha refugiado.

Aquí hay un juego muy maligno. Perverso. Inmoral. Maduro logró quedarse con el coroto, por ahora. Se sirvió del servilismo de otros que escribieron la receta para drogas altamente tóxicas. El otro simplemente espera. Sabe que tarde o temprano le tocará sentarse en la poltrona. Sabe que Maduro será un desastre. Que eso pondrá en aprietos las posibilidades de su candidatura. Lo espera en la bajadita. Esto es un juego de poder. Pero lo que uno y otro no consiguen entender es la principal verdad: que ni uno ni otro dan la talla, que están a años luz del liderazgo del comandante enfermo, que se calzaron zapatos que les quedan muy grandes.

Hay entonces que exigirles que dejen de macollar, de panfletear, de discursear y trabajen.

smorillobelloso@gmail.com



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar