Compartir

El mundo nos mira

El feedback del mundo es el asombro y el desconcierto ante un episodio sin sustento...

NOEL ÁLVAREZ |  EL UNIVERSAL
lunes 14 de enero de 2013  12:00 AM
La inédita situación política venezolana es titular en los medios de comunicación del mundo. No hay noticiero internacional que no incluya el confuso y delicado estado de la situación nacional.

Y es que lo que está sucediendo en nuestra patria no aguanta un análisis de la más elemental lógica, no digamos un análisis jurídico especializado. La decisión del Tribunal Supremo de Justicia no tiene sustento alguno, ante la contundente realidad de la ausencia presidencial y el hecho -conocido por todo el planeta- de que no tenemos noticias confiables sobre su persona desde hace más de un mes.

Si bien respetamos las instituciones, ejercemos nuestro derecho como ciudadanos a cuestionar sus acciones cuando no nos parecen acertadas. Y suscribiendo las palabras del líder opositor Henrique Capriles Radonski, pensamos que ciertamente lo que se hizo fue destrancar un juego político, sin medir las consecuencias de hacerlo a la ligera.

No hay ausencia aunque no esté, se puede juramentar cuando esté en capacidad de hacerlo sin poner límite de tiempo, y lo que es peor, no se especifica quién y en cuáles condiciones encabezaría el Poder Ejecutivo.

No extraña que el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, haya optado de entrada por la cautela, ante la complejidad del panorama. Asegura que el episodio tiene -obviamente- un alto componente político y que debemos resolverla entre los venezolanos.

Prudencia es la norma. Los mandatarios de otras naciones optaron por no venir el 10 de enero, ante la incertidumbre. Solamente un par de incondicionales al chavismo se animaron a venir contra viento y marea, a inmiscuirse en política interna en nuestro propio suelo y a emitir declaraciones insultantes contra un sector de la población, amparados por armas que nos pertenecen a todos.

Ni Santos, ni la Kirchner, Ni Dilma -por nombrar las relaciones más estrechas- se prestaron a hacer de comparsa en un acto confuso que, una vez más movilizó bajo presión a empleados públicos para ofrecer a medios nacionales e internacionales un panorama de robustez que comienza a generar dudas.

Ciertamente, somos los venezolanos quienes debemos solucionar esto. No nos la ponen fácil, ante la declarada negativa de quienes ostentan el poder a dialogar con los representantes de la otra mitad del país.

Apostamos sin embargo a la sensatez que sabemos existe en sectores de los mandos oficialistas, ante el limbo que atravesamos hoy. No hay ganancia para nadie en ello. Y el feedback del mundo entero es el asombro y el desconcierto ante un episodio sin sustento que debe resolverse.

Coordinador nacional

de Independientes por el Progreso

@alvareznv



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (2)
páginas:
1 |
Por virginia berbin
14.01.2013
9:25 PM
El mundo nos mira, agregaría atentamente y con preocupación, seguro muchos boca abierta de una elemental y clara norma constitucional, a una interpretación que cualquier campesino de Uruguay por nombrar uno de los asistentes, podría descubrir el abuso de poder y de arbitrariedad existente, la maniobra jurídica para mantenerse en el poder. ¿Para qué el régimen hizo esa Constitución? ¿Para qué sirve una Constitución? Qué es una Constitución? Y su importancia para un país. Luego pasamos por preguntarnos ¿Hasta cuando durará vigencia de la sentencia de la Sala Constitucional? ¿Hasta cuando mandará en Venezuela un Presidente ausente? y cuando realmente los venezolanos sabremos la verdad de su enfermedad. El lector de esta sentencia podrá interpretar fácilmente hasta 6 años. No solo su presencia ha destruido al país sino peor ha sido la destrucción constitucional por su ausencia
 
Por JOSE NUNES
14.01.2013
6:24 AM
LA FALTA DE DECISIONES LO UNICO QUE PRODUZ ES LA PERDA COMPLETA DEL ORDEN. EL BANDO DE INCAPACES LO UNICO QUE PROMOCIONAN ES EL SAQUEO PAREJO,YA EL 10E,EN GAZETA,PUBLICAN EL SAQUEO DE 85 MIL MILLONES DE BSF,PUBLICAN E SAQUEO Y LA GENTE FELIZ... POBRE PUEBLO,POBRE PAIS-COLONIA.
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar