Compartir

Venezuela por el camino ciego

MIGUEL BAHACHILLE M. |  EL UNIVERSAL
lunes 7 de enero de 2013  12:00 AM
Transcurridos los agitados días de la celebración navideña, el país deberá confrontar un arduo futuro, como nunca antes, lleno de complejidades e incoherencias gracias a la institucionalización del  desbarajuste como política de Estado. Parte de la gente que se expresó en las recientes elecciones presidenciales y regionales, consciente o no, lo hizo seducida por un ideal que juega con la expectativa para pasado mañana mientras omite un presente etéreo y atiborrado de conflictos. Basta observar protestas que ocurren casi a diario por todo el país para corroborarlo.

El sociólogo alemán, Richard Behrendt (1908-1972), profesor de economía y sociología de la universidad de Berlín y Berna y varias universidades americanas; también consultor de algunos países como Perú, Guatemala, Puerto Rico, Panamá entre otros, señalaba que el proceder del europeo de posguerra era reflejo de lo que ocurría en cualquier calle del continente en las que se confundían vehículos de distintas épocas: peatones, ciclistas, pequeños trenes, carretas de bueyes o tirados por perros y, por supuesto, autos de lujo y aviones a reacción. Con esta analogía pretendía testimoniar cómo se hacía terriblemente difícil encontrar una orientación social ortodoxa luego de lo que le había tocado vivir al convulsionado continente: imágenes pusilánimes, conductas anárquicas, juicios radicales, deberes y hasta miedos, reflejaban el desarreglo de cada persona buscando un norte.

Algo parecido sucede hoy, siglo XXI, en nuestro país. El presente nos resulta tremendamente inquietante porque no logramos dilucidarlo. El régimen promueve un socialismo vago regido por una entelequia llamada comuna mientras el desgobierno y la anarquía desatada pululan por nuestras calles. Un capitalismo de Estado en pocas manos, como el actual, no construye sino que destruye. Un cuadro así solo puede estimular el libertinaje; no la honestidad. El progreso no es relevante para la revolución como tampoco es aplacar la violencia desatada. El paisaje descrito por Behrendt está reflejado en cualquiera calle de Venezuela aunque ésta no haya padecido guerra alguna en más de 100 años.

¿Qué nos pasa? La fatalidad se ha apoderado de buena parte de la gente. Cuando los jóvenes plantean sus exigencias de querer vivir en un medio más seguro y promisor, con mejor calidad de vida, nos limitamos a sonreír considerando tales exigencias como utópicas. Cuando se nos acercan con sus dificultades, les contamos las que teníamos y que creemos haberlas solucionado sin darnos cuenta que hoy es cuando más inmersos estamos en ellas.

La protesta pasiva no solo es inútil sino contraproducente para rebelarnos contra aquello que perturba nuestra concepción de orden y seguridad. Recurrimos a la televisión buscando respuestas en vez protestar abiertamente por el caos en ciernes. Los venezolanos, casi todos, estamos zambullidos en una aciaga coartada que se ha prolongado por décadas. Insistimos en abstenernos como si estuviésemos libres de todo débito incluso en asuntos inherentes a su comunidad.

El país se encauza por el camino del fanatismo y la opacidad; no buscando la luz. Causa estupor la cifra publicada por el Observatorio de Violencia respecto al número de homicidios ocurridos en el 2012: sesenta diarios (cinco cada 2 horas) sin que el régimen perturbe por ello. Los "conductores suplentes" (Maduro y compañía) están muy ocupados traveseando con la salud del Presidente. El vocablo médico que refieren como optimismo cauteloso no significa otra cosa que un milagro en la usanza corriente.

Si damos por hecho la entrega virtual del país a los radicales envueltos por un proyecto a ojos vistas autoritario "porque nada podemos hacer" estaríamos capitulando ante un presente y futuro teñido por la barbarie y anarquía. ¿Cómo participar? Aunque para algunos fuere una herejía, los partidos políticos son una buena opción para hacerse sentir como protagonista social. Los alérgicos pueden hacerlo a través de los grupos donde se desenvuelven. Lo demás es seguir hablando con ofuscación pero haciendo nada.

miguelbmer@gmail.com

@MiguelBM29


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (19)
páginas:
1 | 2 |
Por Marycarmen Reinoso M.
07.01.2013
8:50 PM
5:33 ta cuidando a chiiiiiiave!
 
Por jose alberto abreu cedeño
07.01.2013
7:52 PM
LLEVAMOS 14 AÑOS DE CEGUERAOJO NO POR APOYARLAES POR EL CIEGO QUE LA GUÍA.
 
Por ebrahim faria
07.01.2013
5:33 PM
¿Dónde está Labastidas?
 
Por Juan Carlos Ramirez Gonzalez
07.01.2013
4:51 PM
Muy buen articulo. Lamentablemente hay mucho venezolano que no le interesa este tipo de articulo y no lo entiende, por eso pasaremos las de Caín un buen tiempo.
 
Por Jesús Antonio Bermúdez Silva
07.01.2013
4:15 PM
Y quien le abre los ojos a Venezuela?
 
Por Ramón Figuera
07.01.2013
4:10 PM
Sra. Fanny, Sr. Gil Castillo, la culpa del accidente histórico que vivimos no es sólo de los sátrapas gobierneros, sino de los propios venezolanos. Por una parte tenemos a los que, dándose cuenta de la estafa ideológica del régimen, siguen sustentándolo por las dádivas y migajas (Pdval, Mercal, Misiones y Becas). Por la otra, tenemos a los abstencionistas, indiferentes e indolentes, quienes no teniendo compromisos con los sectores populares, les importa un pito el destino miserable que le espera al país. Pero no todo está perdida, gracias al Señor Jesucristo, tenemos que mantener el optimismo y la esperanza. Hay un sólo camino al cielo, Cristo Jesús, y en Venezuela también hay un camino para salir del despotismo y la opresión, sólo hay que "seguir el ejemplo que Caracas dio" y confiar en nuestro "Gran Dios y Salvador Jesucristo".
 
Por Fanny Arciniegas
07.01.2013
3:10 PM
TRISTEMENTE HEMOS LLEGADO AL DESPEÑADERO Y LA PRUEBA DE FUEGO VA HACER EL 10 DE ENERO... DONDE VEREMOS Y VIVIEREMOS LA REALIDAD A QUE NOS HAN SOMETIDO A LO LARGO DE ESTOS 14 AÑOS ESTE GOBIERNO CASTRISTA DE CHAVE... QUE SE DEDICO A DESTRUIR A VENEZUELA EN TODOS LOS ASPECTOS, PERMITIENDO QUE LOS CASTROS MANDARAN ACA A SU ACOMODO... A CHAVEZ NO LE IMPORTO TRAICIONAR A NUESTRA PATRIA, LO HIZO MAQUIAVELICAMENTE Y COMO TODO BUEN DICTADOR, COMPRANDO LAS FUERZAS ARMADAS, PARA DESPOJARLA DE LOS DEFENSORES DE LA DEMOCRACIA...EFECTIVAMENTE NUESTRO CAMINO ES CIEGO, YA QUE ACA NO TENEMOS NIGUNA PERSONA EN LOS ALTOS CARGOS DEL GOBIERNO QUE AME A NUESTRA PATRIA Y POR ENCIMA DE SUS INTERES PERSONALES PRIVE EL BIEN COMUN DE TODOS LOS VENEZOLANOS.NOS ESPERA TIEMPOS DIFICILES... UN LIDER QUE VENDIO SU TAN CACAREADA SOBERANIA A LOS CASTROS CREYENDOSE INMORTAL Y TODO PODEROSO... Y LOS QUE LE ACOMPAÑANN SIGUEN RECIBIENDO ORDENES DE LAS MOMIAS COMUNISTAS DE CUBA..Y AHORA GOLPE A LA CONSTITUCION.
 
Por José Pérez
07.01.2013
2:32 PM
Yo no diría un país ciego. Yo diría que gracias a las instituciones que tenemos y que actúan de acuerdo a sus miedos y sometimientos del chavismo, tenemos lo que tenemos. Pero hay una gran verdad: Si nosotros no tenemos patria, ellos tampoco la tienen, y son ellos lo que están escribiendo las páginas negras de nuestra historia.
 
Por ALAN ALVAREZ
07.01.2013
1:44 PM
Me parece que tengo un hermano en este foro llamado Gil Castillo. MUY BIEN DICHO, claro y raspao!
 
Por Gil Castillo
07.01.2013
11:49 AM
JEJE.. ¿HIPOCRESIA, INGENUIDAD O TRAMPA CAZABOBO?.. ¿A QUIEN INTERESA QUE EL VENEZOLANO MANTENGA MENTE Y ENERGÍA ATRAPADAS EN LA TRUCULENTA NOVELA DE MALA MUERTE INICIADA HACE 14 AÑOS?.. A forajidos cachuchas roja y verde oliva. Estos se percataron que podían usar a mucho venezolano como tonto útil. Aplicaron la estrategia de mantenerlos desunidos, distraídos e idiotizados en peregrinas discusiones sobre las PROPUESTAS DE ODIO, NECEDADES Y DISPARATES del líder socialismo siglo XXI, hasta el punto de hacer normal la escasez de comida, vivienda, empleo, agua, electricidad, medicinas, educación y salud. Rota la solidaridad de los venezolanos y socavada su autoestima, los forajidos neutralizan su protesta, tolerando en algunos el atropello a la propiedad ajena, facilitando en otros turbios contratos con el estado y premiando en muchos su vagancia con becas, misiones y cocinas.. MIENTRAS TANTO, EL LIDER, FORAJIDOS Y CUBICHES, SAQUEAN Y DESTRUYEN LAS INSTITUCIONES DEMOCRATICAS DE VENEZUELA.
 
páginas:
1 | 2 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar