Compartir

Un adolescente perdido

Jesús, aún pensando que tiene la razón, obedece a sus padres y sin protestar se va con ellos a Nazaret

JOSÉ MANUEL OTAOLAURRUCHI, L.C. |  EL UNIVERSAL
miércoles 2 de enero de 2013  12:00 AM
La Sagrada Familia subió a Jerusalén a la fiesta de pascua. Pasados algunos días volvieron a Nazaret, pero Jesús se quedó sin avisar a sus padres. María y José creyendo que iba en la caravana hicieron un día de camino y entonces lo buscaron. Al darse cuenta de que no estaba se volvieron caminando a Jerusalén. ¡Dos días caminando! Como toda buena mamá, María le habrá echado una cantaleta al pobre de San José, de muy Señor y Dios mío.

Si esperar 30 minutos en la fila de un banco nos agota la paciencia, figúrense dos días caminando bajo el sol de Palestina.

Finalmente lo encontraron, al tercer día, en el templo sentado en medio de los doctores escuchándoles y haciéndoles preguntas.

¿Se imaginan el cruce de miradas? Jesús estaba feliz porque se sentía que ya era grande, que ponía en jaque mate a los doctores de la ley con sus preguntas y respuestas. Querría comenzar ya a predicar que para eso se hizo hombre. Estaría esperando alguna palabra de admiración por parte de los suyos y en lugar de esto la Virgen le hace un reclamo:

"Hijo mío, ¿por qué te has portado así con nosotros? Tu padre y yo te hemos estado buscado llenos de angustia". En este conflicto, cuántos hijos y cuántos padres se ven perfectamente reflejados. Ellos ven que sus padres no les entienden y los papás piensan lo mismo, que sus hijos no se dan cuenta del peligro que corren saliendo de madrugada, trabando amistad con amigos inconvenientes o enamorándose tal vez a muy temprana edad.

Madurar

La adolescencia es la etapa decisiva de la madurez humana porque se injertan al mundo dándole un sentido a su existencia. Los padres se angustian porque sienten que sus hijos se les van de las manos, pero es algo necesario, deben salir del amparo del hogar para madurar y saber qué rol juegan en la sociedad. Por eso la mejor inversión en la formación de los hijos está en la infancia, no después.

Jesús, aún pensando que tiene la razón, obedece a sus padres y sin protestar se va con ellos a Nazaret. Aunque el evangelio no lo indica, estoy seguro que habrá sabido disculparse por haberles mortificado. ¡Qué magnífica lección para todos los jóvenes y también para los papás, pues María no lo agarró a pescozones, ni le gritó, ni lo amenazó, sino que lo reprendió con justicia y bondad!

A los hijos les corresponde obedecer y a los padres el de vigilarlos y no dejarlos hacer lo que les venga en gana. Tienen que ejercer el servicio de la autoridad porque el adolescente necesita ser guiado con cariño y firmeza.

twitter.com/jmotaolaurruchi



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (2)
páginas:
1 |
Por Quintero Alfredo
02.01.2013
6:07 PM
El articulista dice: "Aunque el evangelio no lo indica, estoy seguro que habrá sabido disculparse por haberles mortificado." El articulista como que no se ha leido bien el evangelio. Jesús les contesta a sus padres, directa y claramente: Lucas 2:49 "Entonces él les dijo: ¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que en los negocios de mi Padre me es necesario estar?" Por eso debe ser que a la iglesia en tiempos de Lutero no les interesaba que se tradujera la biblia del latín a las demás lenguas europeas, para poder tener el clero el monopolio de la interpretación. Hoy en día logran el mismo efecto, porque los "fieles" no verifican lo que los clérigos dicen o escriben, y se lo creen todo sin cuestionamiento. Y por eso es que el secularismo es una amenaza.
 
Por Jose Ramon Barboza
02.01.2013
11:57 AM
Que oportuno consejo,siempre vigente. El problema reside en la capacidad de cada padre, yo, no la tengo, solo la he suplido con amor, pero "tecnicamente" ha sido un fracaso, no tengo ni idea, por eso la importancia de esta nota, gracias.Me deja claro que los hijos les corresponde obedecer y a nosotros vigilarlos, porque definitivamente lo que les venga en gana no es conveniente que hagan, necesitan autoridad referente y con cariño, algunos solo ponemos cariño y la referencia es muy mala, perdon por eso y gracias por la orientacion.
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar