Compartir

Claroscuro

La verdad sigue siendo la principal víctima de toda esta historia

SOLEDAD MORILLO BELLOSO |  EL UNIVERSAL
viernes 28 de diciembre de 2012  12:00 AM
Cada día a horas imprevistas el colega Ernesto Villegas aparece en una cadena, por fortuna muy corta, para hacer un anuncio sobre la salud del presidente. Destaco que con excepción de la frasecita final - ese Viva Chávez que ni moja ni empapa- nos libra de la pomposidad y la cursiambre que abunda en los declaradores oficialistas. Villegas tiene el tino de caminar por la senda del claroscuro. Es decir, informa sin informar pero lo hace con prestancia. Cuida las formas aunque el comunicado que lee carezca de sustancia. Villegas lo hace bastante bien dentro del guión de no decir nada.

Dicen algunos que tiene al país en vilo. Discrepo. Creo que el país está ocupado en otras cosas, algunas buenas (la familia, la Navidad, el viajecito, etc.) y otras malas (el desabastecimiento, las deudas que se avecinan, la inflación que se come los bolsillos, la inseguridad que es una lotería para lo cual todos tenemos número, etc.).

El país no habrá entrado en modo de encendido total cuando llegue el 5 de enero, que es la fecha crucial en toda esta telenovela. Ese día se eligen las autoridades de la Asamblea Nacional. Ese día muchas cosas se decidirán.

Ese día quienes estemos atentos podremos saber si el poder lo tiene uno u otro bando, o si resulta que como ha ocurrido en los últimos 18 meses ninguno puede aplastar al otro.

Que la Constitución vijentísima cuenta con las respuestas a todas las preguntas, no quiere decir que sus instrucciones habrán de ser cumplidas al pie de la letra.

Las "circunstancias sobrevenidas" marcarán el rumbo y el gobierno temporal terminará haciendo lo que más convenga a los intereses de los temporalmente poderosos. Es el país temporal que tenemos.

La verdad sigue siendo la principal víctima de toda esta historia. Y la incertidumbre se ha colado por todas las rendijas.

El gobierno temporal de Míster Maduro es enclenque y no tiene piso político ni poder para tomar ninguna decisión. Así, el país seguirá a la deriva, navegando en un mar brumoso de confusiones y carencia de información válida, oportuna, veraz y confiable. La ausencia de decisiones revela cuán lejos está el gobierno temporal de sentarse en la silla del despacho presidencial. Se miran como hienas. Y la película es un turbio claroscuro.

smorillobelloso@gmail.com



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar