Compartir

¿Qué nos pasa?

Las estadísticas marcan un acelerado crecimiento de la violencia a partir de 1998

AXEL CAPRILES M. |  EL UNIVERSAL
jueves 27 de diciembre de 2012  12:00 AM
No es un cariñoso obsequio de Navidad ni deseos de amor y paz. Aumentaron otra vez las cifras. Más de 19.000 homicidios en el año 2012. A pesar de las grandilocuentes palabras de solidaridad revolucionaria, a pesar de varias decenas de planes de seguridad y de la pomposamente anunciada Misión a Toda Vida Venezuela, 52 venezolanos mueren asesinados todos los días. Cinco compatriotas pierden su vida cada dos horas, el 80% por balas.

El caso de Caracas es espeluznante. Tiene un ratio de homicidios de más de 100 muertos por cada cien mil habitantes. Es la tercera o cuarta ciudad más peligrosa del mundo, le sigue los pasos a Ciudad Juárez, famosa por sus enfrentamientos entre las bandas del narcotráfico. Las estadísticas marcan un acelerado crecimiento de la violencia a partir de 1998.

Todo el mundo se queja de la inseguridad y, sin embargo, a pe- sar de estarnos desangrando como país y de vivir acosados por el miedo, la mayor parte de la población, los familiares de todas esas víctimas votaron masivamente por los responsables de la gestión de gobierno que ha conducido a esta desgarradora situación. ¿Qué significa esta anomalía? ¿Qué nos pasa? ¿A qué se debe esta conducta destructiva?

Los estudiosos de la agresión anotan que la violencia está sometida a códigos y reglas y sigue regulaciones complejas, se ajusta a patrones de interacción social que tienen un significado ulterior. Hay psicólogos que han extendido la hipótesis de la frustración-agresión a la política y hablan de frustración sistémica, el grado de descontento por la insatisfacción de necesidades y la falta de cumplimiento de expectativas y deseos. Pero, otra vez, si esa es la causa, por qué entonces los venezolanos aman y eligen a los propulsores del problema y a los causantes de la frustración. Debemos abandonar las hipótesis causales y pensar en teleología, en metas y fines. ¿Qué buscamos los venezolanos con tanta destrucción? ¿Cuál es el objetivo de este perverso modo de purga social revolucionaria?

acaprile@ucab.edu.ve



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (2)
páginas:
1 |
Por jose antonio pineda
27.12.2012
8:08 AM
Eso no importa, lo significativo es que Chávez sea presidente, el culto a la personalidad nos rebasó la realidad, que país el nuestro señores, pobre país, lastimosamente es la verdad.....
 
Por Edmundo Dante
27.12.2012
6:01 AM
Hola Alex, y que te parece que Rangel Silva fue el candidato mas votado y tiene una denuncia de narcolavado. El Mundo al reves. La castración biosociocultural ocurrida en la gesta de independencia y la guerra caporalesca dejó a nuestras mujeres a la merced de los pillos que se quedaron por cobardes y ladrones, produciendo hoy día la primera DEPREDOCRACIA en el Mundo. Gracias a Dios que en el 48 se autorizó la inmigración selectiva de Europa y mas o menos reconstruyó Venezuela. Sin embargo, CAP autorizó la inmigración de mediocfridad del Sur. Que pensabas que ibamos a tener hoy día? un Churchil, Reagan, Clinton,Gonzalez, Aznar, Thatcher, Pinochet, Cardozo, Blair, Delgado-Chalbaud? Hay que rescatar la identidad y el sentido de pertenencia con responsabilidad y compromiso para refundar nuestras clases ejemplarizantes, y esto toma tiempo, pero esta encrucijada es buena oportunidad para sembrar las semillas; la deforestación y el arado lo hizo Chavez. Sembremos, Cultivemos y Cosechemos
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar