Compartir

Juguete navideño

EMIGDIO MALAVER G. |  EL UNIVERSAL
martes 25 de diciembre de 2012  12:00 AM
  "Recuerdo que siempre soñé con que el Niño Jesús, me trajera, cuando infante, un juguete, como lo hacía con ciertos niños de mi pueblo. Y así iban pasando los años y le preguntaba a mi papá, si el Niño Jesús me traería algo. "Vamos a ver", me decía y agregaba que yo no estaba estudiando mucho. Y en verdad era así, pues yo creo que yo no nací para estudiar y lo que quería era andar sin hacer nada. Pero en vista de eso, de que no iba muy bien en la escuela, me iba con mi papá para el conuco y ahí trataba de ayudarlo en cualquier cosa y a veces le pegaba la mano al azadón (escardilla), que no me gustaba para nada. Pero de eso vivía mi papá en aquellos tiempos lejanos en la Tacarigua de Margarita.

  Y así iba transcurriendo mi niñez en aquel humilde, pero hermoso pueblo, y el Niño Jesús, nada que se acordaba de mí, y eso de que trataba de estudiar, ayudar a mi papá en sus trabajos de agricultura y comportarme muy bien cada vez que mi mamá me mandaba a comprar a la bodega de Ernesto Ordaz, que quedaba en una esquina del pueblo muy cerca de la plaza. Ah tiempos aquellos, tan sanos y tan bonitos.

  Pero cuando, al parecer, había perdido mi esperanza de que el Niño Jesús, me trajera un juguete, mi papá teniendo ya mis 12 años, me respondió mi pregunta: "puede que este año el Niño se acuerde de ti".

  Y me contenté bastante, y llegó el 24 en la noche y ansioso trataba de no dormir  tratando de ver al Niño Jesús, pero me venció el sueño, y al despertar emocionado, observé bajo de mi hamaca a aquel tremendo azadón, marca Coleman; fue tanta mi rabia que como pude al año siguiente me vine hasta Anaco con un tío y hasta el Sol de hoy", nos dice Pedro Morao.


emalaverg@gmail.com

@Malavermillo


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (3)
páginas:
1 |
Por Ana Arias Sanabria
25.12.2012
11:56 AM
De acuerdo Carlos Sibol, y ¿qué decir de los padres que salen a comprar pólvora y a ponen en peligro la integridad y muchas veces la vida de sus hijos?. Pero para las hallacas, no hubo reales.-jeje!!
 
Por carlos sibol
25.12.2012
6:59 AM
!Ah tiempos aquellos!.Y pensar que ahora hay gente que apenas le alcanza el sueldo para comer,y le compran al hijo un juguete que triplica su salario. (ni tan calvo,ni con dos pelucas).
 
Por Samuel satuple
25.12.2012
4:28 AM
DESDE PEQUENIN MIS PADRES ME ABRIERON LOS OJOS DICIENDOME QUE TODO ERA INVENCION DE LOS COMERCIANTES QUE PRETENDIAN PROMOVER LAS VENTAS DE FIN DE AÑO. SINEMBARGO RECIBIA UN REGALITO YA FUERA UN PAR DE ZAPATOS O UNA CAMISA ACOMPAÑADA CON UN CARRITO U OTRA CHUCHERIA.DE TODAS MANERAS LES AGRADECI SIEMPRE EL DETALLE QUE VENIA INDIRECTAMENTE DE UN SER SUPERIOR COMO TODO LO QUE RECIBIMOS DIARIAMENTE CON SUS BENDICIONES.
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar