Compartir

Confianza y credibilidad

ALBERTO JOSÉ HURTADO B. |  EL UNIVERSAL
domingo 23 de diciembre de 2012  12:00 AM
Al hablar de confianza y credibilidad se identifica una escala que permite la medición de las relaciones personales, además de las conexiones o vínculos entre las personas e instituciones. Como reglas de oro, están relacionadas con todos los componentes objetivos y subjetivos que permiten que otras personas crean o no determinada información que comunicamos. Es por ello que se garantiza credibilidad cuando una persona o institución genera confianza, lo que aunado al conocimiento que se disponga sobre un hecho, acontecimiento o actividad, facilita la identificación de la verdad.

La verdad y la credibilidad van de la mano, por ello, personas e instituciones alcanzarán un mayor grado de credibilidad si en sus actividades no se ha puesto en evidencia o se sospeche que ha mentido. En la medida que se dude de su honestidad; se elimine la confianza y la seguridad sobre el conocimiento que dispone; se acumulen errores en la difusión de información; y se presenten incongruencias en la transmisión de opiniones o interpretaciones, su credibilidad disminuirá gradualmente.

Los acontecimientos de 2012 en Venezuela (cáncer del Presidente, tragedia de Amuay, elecciones presidenciales, elecciones regionales y legislativas, entre otros), han generado disminución en la credibilidad en los representantes del sector público nacional a partir de la indisposición de éstos a difundir la verdad sobre lo ocurrido, poniendo en vilo las condiciones en que viven  los miembros de nuestra sociedad, producto de su influencia en las mentes de los venezolanos mediante la poca transparencia y explicación honesta, veraz y sin sesgo de las cosas; debido a las incongruencias en las interpretaciones sobre las medidas de equidad y justo reparto tomadas (expropiaciones, control de arrendamientos, entre otras); y además por la toma recurrente de medidas cuantitativas para mejorar la calidad de vida de los habitantes de este país (aumento del gasto público), sin complementarlas con acciones que dieran respuesta a problemas relevantes como inseguridad, inflación, pobreza y desempleo.

Es un reto para 2013, la creación de un  ambiente de confianza y credibilidad desde las instituciones públicas nacionales que sea propicio al aprovechamiento de los recursos disponibles; reduzca los costos de transacción de las interacciones políticas y económicas; y permita la creación de riqueza a partir del aprovechamiento de las capacidades de los venezolanos identificados con cualquier parcialidad política, lo cual será posible en la media que se tomen decisiones que influyan directamente en lo cotidiano, con gran impacto en la opinión colectiva, como estrategia para hacer sostenible las políticas públicas.

@ajhurtadob


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (2)
páginas:
1 |
Por José R Pirela
23.12.2012
1:54 PM
Como usted muy bien acota Sr Hurtado, que la confianza en la información depende de la confianza que se tenga de la persona o institución que la emite. Sin embargo, esto también depende de la valoración cultural de las mayorías. En Venezuela, muchos creemos un absurdo la confianza de las mayorías en el oficialismo, a pesar de las mentiras y de la desinformación administrada. Las mayorías son los estratos populares, que valoran más el subsidio que la ética económica y más efectiva la dictadura que los procedimientos democráticos. Por lo tanto, que deben hacer los demócratas, además de develar la manipulación, que ha demostrado no ser efectiva. La oferta de más subsidio no dio resultado. Lo patriótico le ha servido al oficialismo a pesar de lo antipatriótico de entregar petróleo y dirigencia política a los designios del Comunismo Castrista. Las creencias de los estratos medios las ha volteado en su contra, sin que la dirigencia opositora haya podido enderezarla.
 
Por JOSE NUNES
23.12.2012
7:50 AM
PRORROGAR INDEFINIDAMENTE DECISIONES ECONOMICAS HACE MORBIDA LA MISMA ECONOMIA AL PUNTO DE DESTRUIR LA MONEDA.EL CAMBIO EXPLOTA EN LA CARA DE INCAPACES. ES LA ECONOMIA!!!!
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar