Compartir

A los gobernadores

Un importante cúmulo de ciudadanos no sienten que la democracia depende de ellos

SOLEDAD MORILLO BELLOSO |  EL UNIVERSAL
viernes 21 de diciembre de 2012  12:00 AM
Quien gana una elección se convierte por diseño en el primer responsable de lo que haga en el cargo para el que fue elegido y de lo que acontezca en el espacio en el cual se convierte en mandatario. Ello con absoluta independencia de cuál tendencia política representa.

Más allá de lo que algunos llaman exageradamente "debacle electoral", las primeras señales de algunos de los gobernadores electos son buenas. Con estos oídos que se han de calcinar en un crematorio, escuché a Arias Cárdenas, Vielma Mora, Henri Falcón, Capriles, Guarulla, Estella Lugo, decir frente a las cámaras que registraban sus primeras reacciones ante lo ocurrido que gobernarán para todos, que escucharán a todos, que buscarán la paz. La palabra reconciliación estuvo en boca incluso de algunos de los gobernadores electos del chavismo. Esto se explica por cuanto ahora, en un momento tan complejo políticamente en el cual la incertidumbre se posa como una nube sobre la nación, resulta impensable que los nuevos mandatarios regionales crean que es posible gobernar con mentalidad de ejército de ocupación. Así, el triunfo del chavismo, que reconocemos porque los números no mienten y nos están dando señales muy claras, no es sin embargo el triunfo de la revolución sino de una promesa básica que logra calar en el alma de los votantes.

La democracia no es una razón, es una convicción. Los números de participación denotan un importante cúmulo de ciudadanos que no sienten que la democracia depende de ellos y que con su voto nada cambia en el escenario. Que tal cosa ocurra en un país politizado hasta los tuétanos es, lamento poner en blanco y negro, el fracaso de las dos tendencias. Si los factores políticos, liderados por los gobernadores de oficialismo y de oposición a punto de tomar posesión, no consiguen convencer a la mitad de los votantes que se abstuvieron para que se sientan arte y parte de la democracia, ambos sectores habrán hecho a medias la tarea, aunque hayan salido victoriosos.

No habrán entendido que hablarle a esa mitad de la población que calló es responsabilidad de los ganadores. Eso debe hacer que los factores políticos de todas las tendencias se preocupen y se ocupen. Hay que darle contenido a la democracia.

smorillobelloso@gmail.com



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar