Compartir

Facebook y los celos

LINDA D´AMBROSIO |  EL UNIVERSAL
martes 18 de diciembre de 2012  12:00 AM
Lo admito: me apasionan las nuevas tecnologías. Comenzaron a cambiar mi vida cuando descubrí lo útil que me resultaba el tiempo empleado en transporte público para enviar mensajes de texto a todas las personas con las que necesitaba contactar y a quienes nunca llamaba. Repentinamente mis afectos y mis compromisos sociales comenzaron a ponerse al día al paso de "feliz cumpleaños", "¿cómo sigue tu perro?" o "¿qué tal la operación de tu abuela?".

Si los e-mails posibilitaban el mantenerse en comunicación prácticamente en tiempo real, Facebook y otras redes sociales iban más allá, emulando el poder de los medios de comunicación masiva para emitir un mensaje a un número indeterminado de destinatarios simultáneamente, y posibilitando compartir contenidos de Internet, retomar relaciones otrora vencidas por la distancia y hacer partícipes a nuestros contactos de los eventos importantes de nuestra vida.

El hecho es que las redes han auspiciado una manera diferente de relacionarse, que ha generado a su vez situaciones aún por explorar para psicólogos, sociólogos y comunicadores.

Lo que por una parte propendería a unir a las personas, por otra se ha vuelto una herramienta para dar fundamento a los litigios: según la revista especializada en separaciones y divorcios La Ruptura, la American Academy of Matrimonial Lawyers declaraba en un comunicado del año 2010 que el 81% de sus abogados utilizaban datos de Facebook como evidencia en casos de divorcio, y el sitio británico DivorceOnline verificó que más del 30% de las demandas de divorcio en 2009 contenían la palabra "Facebook".

Al parecer, las redes se han convertido también en un recurso para conseguir la custodia de los hijos, desacreditando al otro progenitor.

Las estadísticas resultan preocupantes: de cada cinco rupturas de parejas que tienen lugar en el Reino Unido, una está relacionada con Facebook. ¿Por qué? Y ¿cómo influye la red en el deterioro de las relaciones?

Al parecer, en la base de los conflictos asociados con la red se encuentran los celos. Uno de los estudios más difundidos acerca del tema fue el conducido por Amy Muise, del departamento de Psicología de la Universidad de Guelph, en Canadá. La psicóloga expone que Facebook permite el acceso a información acerca de la pareja (comentarios, fotografías...) que en la mayor parte de los casos está "descontextualizada", y puede generar múltiples interrogantes. Para reducir la incertidumbre, el usuario continúa buscando información, para acabar hallando más datos que no hacen más que incrementar sus celos, desatando una espiral de desconfianza.

"Los sentimientos de inseguridad sobre nuestra pareja pueden provocar comportamientos inquisitivos y en Facebook es muy fácil acceder a esta información", dijo Muise.

He allí la clave: en una relación consolidada no debería existir este vacío de información. Y la deseada debería poder pedirse directamente a la pareja, tanto si la duda procede de Facebook, como si surge por cualquier otro medio.

El diccionario de la RAE define los celos como la sospecha, inquietud y recelo de que la persona amada ha mudado o mude su cariño, poniéndolo en otra. En el fondo de este temor lo que subyace es la convicción de que no se es digno de ser amado, por lo cual se duda continuamente de la sinceridad del afecto de la pareja. Estas inseguridades se desprenden casi siempre de un historial de abandono previo.

En todo caso, si bien es cierto que el problema reside en la víctima de los celos, que fisga continuamente en el muro de la pareja hoy en día, al igual que antaño se esculcaban cajones y bolsillos en pos de una evidencia de infidelidad, también se requiere un mínimo de delicadeza para no ofender la sensibilidad de nuestro compañero.

La comunicación, el respeto por el espacio personal, el autocontrol y el trabajar en la propia autoestima deberían ser el antídoto para enfrentar los celos, pero también debe protegerse tanto a la relación como a nuestra pareja, filtrando los contenidos que se publican en redes.

linda.dambrosiom@gmail.com


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (8)
páginas:
1 |
Por Liliana Panagua
19.12.2012
2:15 PM
Julio Guevara: Como se ve que te encanta juzgar sin saber!! Si, obviamente uso el Face, estoy completamente sola en una ciudad lejana a mi familia y lo uso para mantenernos en contacto. Me conecto desde una PC, no uso BB ni Iphone ni nada de eso pues no soy adicta a redes de ninguna especie.Y disfruto mucho las reuniones sociales con gente que le guste conversar y no tener su nariz metida en un telefono.Tu debes ser un viejito de 80 años seguro!! Jajajajajaj!!!!
 
Por Enrique Perez
18.12.2012
6:28 PM
A mi lo que me sorprende más de este artículo es que la autora se atreva a sacar el celular en el transporte público.
 
Por Julio Guevara
18.12.2012
5:33 PM
liliana como se nota que tu mundo esta en facebook. Lo que dice La sra Maria Media es totalmente ciertoo. alli lo que se monta en general no es nada constructivo. purass apariencias para decir puras estupidecess. se hartan diciendo que tienen 10 mil amigos y no tienen ninguno de verdad. Una pagina hecha para la vanidaddddd.Nada buenooo
 
Por LUIS LOPEZ
18.12.2012
12:06 PM
jejejeje!!!!es cierto lo de las fotos alegres,hasta en los peores momentos,en estos dias vi una,de una parejita en una funeraria,fotagrafiandose con el difunto,muy sonrientes y haciendo la V de la victoria,con sus dedos...habráse visto????..
 
Por douglas garcia
18.12.2012
10:44 AM
Toda innovación tien sus pro y sus contras, éstos últimos son los aspectos seculares de las TIC. Sus usos está sujeto a responsabilidad individual y a la discresión; pero no puede negarse que es uno de los inventos más omnipresente de la nueva era de las comunicaciones.
 
Por Yareth Delgado
18.12.2012
9:10 AM
Ironicamente estas herramientas tecnologicas que deberian acercarnos realmente nos separan. Hay personas que se sumergen en el mundo virtual a tal punto de preferir chatear por pin (fb o lo que sea) a conversar con la persona que tienen sentada al lado.
 
Por Liliana Panagua
18.12.2012
9:03 AM
Ay Maria, no seas extrema!! En los albums de fotos en papel de nuestros padres y abuelos tampoco ponian fotos de gente triste!! Y recuerdo que cuando venia visita se sacaban los albums para mostrarlos y divertirnos con esos recuerdos. Por cierto, no vas a negar que una accion tipica de rompimientos era razgar las fotos para quitar aquella persona que los hacia infelices....No es falsedad es simplemente preservar en el tiempo los recuerdos felices. Facebook nos permite no solo preservarlos sino compartirlos en tiempo real...Asi que no me vengas!!!
 
Por Maria Medina
18.12.2012
5:14 AM
Facebook es una farsa: todos sonreidos como si la felicidad fuera el estado permanente. Olvidamos que cuando nos fotografiamos ponemos nuestra mejor cara y metemos la barriga. Como ahora tenemos cámaras digitales podemos ver la foto y si no nos gusta la borramos y tomamos otra. Además tenemos Photoshop. Viva el engaño.
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar