Compartir

Terapia alternativa

JOSE ANTONIO GAMEZ ESCALONA |  EL UNIVERSAL
viernes 14 de diciembre de 2012  12:00 AM
Saludable se veía Cabello desde Maracay, despidiendo a su comandante. En el marco de la conmemoración del 27N, y en una posición más militar que militarista, Cabello le expresaba su más sentida despedida a líder de la revolución: "Comandante el pueblo de Venezuela espera que usted continúe con esta terapia alternativa para seguir avanzando en su recuperación".

Lo que no parece que el parlamentario tenía en mente, es que la alternativa que seguiría el caudillo ya estaba madura. Sin duda, con la colaboración de los hermanos Castro que aceleraron la sucesión.

Con un madrugonazo el 7-D, regresó el comandante. Lo que ahora podemos intuir,  es que el regreso sorprendió a propios y a extraños. En un ataque de devoción bolivariana, el jefe de la AN le manifestó al caudillo que aseguraba la victoria en 23 gobernaciones. Mientras que Maduro, desde un plano más modesto, difícilmente podía esconder su angustia ante el regreso del amado líder.

Nadie a estas alturas debe dudar de la lealtad de Maduro. Una lealtad que es manifiesta en cada intervención, en cada movimiento o decisión del actual canciller. Una praxis que funciona a la perfección en la presencia del caudillo, pero que difícilmente podrá suplir su ausencia. El terror que el vicepresidente dejó ver en cadena nacional el pasado 8-D, es una realidad que aumentará con la falta de Chávez.

La difícil situación a la que se enfrenta la dirigencia chavista se complicará con el tiempo, porque serán inevitablemente un tiempo de ausencia. La desinformación, o mejor dicho la mentira seguirá siendo la marca de la propaganda gubernamental. El verdadero estado del comandante lo sabrán, como hasta ahora, los más allegados. Maduro tratará de mantener vivo y sano a Chávez de la manera que sea. Sin embargo, estaremos tan informados como necesite Cabello.

El régimen ha probado, en demasiadas ocasiones, su ineptitud para enfrentar los problemas reales de Venezuela. La coyuntura política que estamos viviendo no es una excepción. La única eficacia que ha mostrado el gobierno es para ganar elecciones. Elecciones que se ganan en complicidad de instituciones secuestradas, que ocultan todos los abusos de poder. Esto que en cualquier democracia se llamaría fraude.

Hay muchas incógnitas sobre el futuro inmediato. Pero si hay algo que está claro es que el chavecismo sigue de espaldas a la realidad nacional. Insistir en buscar soluciones de mala política, como las comunas, para problemas sociales tan agudos como los que nos afectan, no servirá sino para aumentar la anarquía y la conflictividad.

Las diferencias entre las tendencias que conforman el chavecismo se harán cada vez más visibles. Las muestras de unidad y adhesión al líder se irán desvaneciendo en la medida que los problemas económicos y sociales aumenten. No parece posible que, sin la conducción de un hombre fuerte que ponga orden, y transmita seguridad, será imposible superar el trance.

Más allá de la enfermedad presidencial, nuestro problema es la enfermedad del país. Un presidente enfermo que actúa con irresponsabilidad, nos deja un país moribundo. Las pruebas de la falta de condiciones del régimen para gobernar cualquier cosa, son patentes e innegables. La crisis necesitará de fuerza, base popular y sobre todo eficacia a la hora de enfrentar los primeros meses de 2013.

Independientemente de lo que suceda el próximo 16-D, la única terapia alternativa de que dispone el país, es la alternativa democrática. Esa alternativa será viable desde una recuperación de las instituciones, que actualmente están invadidas y al servicio de una parcialidad política. La primera opción de cambio, y de cambio permanente, comienza por las instituciones, no por la victoria electoral. Por eso, votar será un primer paso imprescindible, pero no suficiente.

Jgamez@alumni.unav.es

@vidavibra


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (3)
páginas:
1 |
Por José Pérez
14.12.2012
6:09 PM
La lealtad de Maduro es clara porque un chófer de autobús jamás hubiese podido llegar donde llegó éste. No solamente la lealtad le ayuda, sino también Maduro le a entregado en bandeja a Chávez algunos personeros del chavismo a través de los chismes que pareciera es muy normal en éste grandulón. Con una sola mano lo agarra "todo" y jala, jala, jala. Adulante hasta la enfermedad. Es lo que aprecié en una oportunidad (reunión de cumpleaños de un amigo) por el Alto Hatillo.
 
Por Thomas Vega
14.12.2012
11:02 AM
Aunque segun el articulo el voto no es suficiente, debemos de VOTAR y eleguir a los candidatos que merecen un cambio para el pais. A VOTARRRRRRRRRRRR!!
 
Por Jose A. Fajardo Puertas
14.12.2012
10:22 AM
:) En La Haya también hay buenos terapeutas.
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar