Compartir

¿Película? ¡No! ¡Teatro!

ANGEL OROPEZA |  EL UNIVERSAL
miércoles 12 de diciembre de 2012  12:00 AM
Venezuela es definitivamente el reino de la incertidumbre. Más que un país, nuestra realidad se parece en ocasiones a una auténtica montaña rusa, de tantos sobresaltos y giros inesperados. Para quienes todavía no lo habían entendido, en nuestro país los tiempos reales corren mucho más rápido que los tiempos constitucionales.

El mensaje del actual presidente el sábado pasado ha generado reacciones y consecuencias de todo tipo, pero especialmente en el seno del chavismo. Algunas de estas reacciones afectarán sin duda los resultados electorales del domingo. La primera de estas repercusiones es que –desde el punto      de vista de la opinión pública y de la agenda política– la confesión de Chávez pasa la campaña electoral regional a un inconveniente segundo plano. Además, la "defensa de la revolución" y la solidaridad con el enfermo, bien manejadas, se convierten de pronto en el mecanismo ideal para movilizar a las bases chavistas e intentar  reducir  la abstención en ese sector del electorado, que históricamente suele ser alta cuando su líder no participa directamente como candidato.

La segunda consecuencia es que la probabilidad de un escenario de ingobernabilidad aumenta de manera considerable. Hay que recordar que el oficialismo es una especie de cofradía aglutinada alrededor de quien perciben como un líder providencial, y la burocracia chavista es lo más parecido a un cuartel, donde no se hace nada hasta que el comandante no ordene. La ausencia del líder inevitablemente genera una especie de parálisis catatónica en esa burocracia, acostumbrada a obedecer y no a actuar de manera proactiva. Por eso la primera urgencia para todos los venezolanos a raíz de este nuevo cuadro político es evitar a toda costa la anarquía. La crisis del oficialismo no puede ni debe convertirse en un colapso del Estado y del país. Venezuela dispone de reservas  sociales, políticas y éticas capaces de compensar el desplome del gobierno y garantizar la estabilidad del país. Pero la evitación de la anarquía pasa no sólo por lo que ocurra dentro de las facciones rivales del chavismo, especialmente las que enfrentan a los grupos de Maduro y Cabello, sino que depende en mucho del resultado de las elecciones del 16-D y del comportamiento de la dirigencia opositora en cuanto a su capacidad de convocar al país y de presentarse como una opción creíble de confianza y estabilidad democrática.

Inevitablemente, la nueva situación va a afectar también el escenario macroeconómico de corto plazo. Por lo general, el gobierno se abstiene de tomar grandes decisiones en ausencia del presidente, salvo que éste las haya dejado aprobadas con anterioridad. En este sentido, el escenario más probable es el de intentar "rodar" –por ahora– la inviabilidad y las contradicciones generadas por los múltiples desequilibrios macroeconómicos. De nuevo, y salvo que el actual presidente  haya dejado órdenes ya prehechas, y sólo se esté a la espera del momento de ser aplicadas, vamos a un escenario de prolongación del actual "status quo económico" (o de la forma oficialista de manejar la economía), que implica en la práctica más de lo mismo en las próximas semanas de lo que hemos visto en los últimos meses, aunque con menos recursos disponibles.  Es más, si el gobierno percibe como inevitable la realización a corto plazo de nuevas elecciones presidenciales, pues entonces simplemente no se arriesgará  a tomar ninguna medida de ajuste o equilibrio macroeconómico que pueda generar impopularidad o representar un costo político que afecte sus cálculos electorales.

Todo esto pudo evitarse. Alrededor de 8 millones de venezolanos fueron engañados con mentiras sobre la real situación de salud del candidato a la postre vencedor, y se les embaucó diciendo que había "Chávez para rato". Fuimos muchos los que alertamos sobre esta inmoral estrategia, pero lo importante ahora es enfrentar las consecuencias de que la mentira haya triunfado.

Frente a este nuevo escenario, lo primero es cambiar de postura. Es necesario migrar de la condición de espectador pasivo a la de actor participante. Esto que vivimos no es una película que tiene ya el final grabado y ante la cual usted sólo se sienta a observar. Todo lo contrario. Esto es una inmensa obra de teatro experimental, en pleno desarrollo, en la que usted puede subirse al escenario y alterar la trama con su sola presencia.  Y la primera oportunidad disponible para subirse al escenario es el próximo domingo. Hay gente que le gusta contar los pollos antes de nacer. Pero lo cierto es que sin una votación masiva, sólo quedaremos como observadores pasivos de un montaje que será protagonizado por otros, con consecuencias para usted y para todos. Para poder incidir en el nuevo escenario y empujarlo lejos de la anarquía y la ingobernabilidad, la oposición tiene que mostrar fortaleza y poderío. Si antes era importante, ahora más que nunca el voto del domingo es crucial.

@angeloropeza182


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (1)
Por Conrado Serrano Coll
12.12.2012
5:47 AM
TOTALMENTE DE ACUERDO CON SU ANALISIS AMIGO ANGEL. OJALA QUE LA GENTE DE LA OPOSICION NO SE ACHANTE EL DOMINGO Y VAYA A VOTAR MASIVAMENTE POR SUS CANDIDATOS DEMOCRATAS. LA SUERTE ESTA ECHADA. AMANECERA Y VEREMOS.
 
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar