Compartir

Cuando Dios nos toca la puerta

MARÍA DENISSE FANIANOS DE CAPRILES |  EL UNIVERSAL
miércoles 12 de diciembre de 2012  12:00 AM
A todos en esta vida Dios nos toca la puerta de distintas maneras.  Una de esas maneras es con "el regalo" (como lo llamo yo) de la enfermedad, porque es en esos momentos cuando solemos desprendernos de muchas cosas de esta tierra para dejar que Dios entre en nuestra vida y nos ayude a sobrellevar con paz esos momentos tan difíciles.  La enfermedad nos lleva a entender (si dejamos que Dios nos acompañe en ese trance) que lo único que nos puede dar la libertad y la plena paz, en esos momentos, es abandonarse en Su Amor Misericordioso.  Y así se lo digo siempre a amigos muy cercanos que han sufrido o sufren de terribles enfermedades, como por ejemplo el cáncer.

Recuerdo hace años cuando a una querida amiga, quien tiene nueve hijos, le diagnosticaron un cáncer de páncreas e hígado y el médico la mandó a su casa a preparar todo porque le daba unos seis meses de vida.  Ella vivía fuera de Venezuela y yo le envié una carta diciéndole que aprovechara ese "regalo de Dios" y todo ese sufrimiento y malestar para ofrecerlo por tantas intenciones de sus hijos, familiares, amigos, etc.  Esta amiga me confesó que aquella carta, que la leyó con su familia, al principio no la entendieron pero que a medida que avanzaba la enfermedad (y todo lo que trajo en consecuencia como el apoyo de su familia, de sus vecinos, etc.), les enseñó que realmente ese cáncer los había ayudado a crecer como personas y como familia de una manera extraordinaria. Les enseñó, además, a ponerse en las manos de Dios, sin dejar por supuesto de poner todos los medios científicos para curarse. Mi amiga llevó su enfermedad, y momentos muy duros, con una gran paz y al final logró curarse (muchos dicen que fue un milagro, incluyendo el médico) y allá sigue "vivita y coleando" ayudando a cuidar a sus nietos. Otra amiga, aquí en Caracas, también sufrió un cáncer que le duró menos de un año.  Ella me decía que le daba gracias a Dios todos los días por haberle podido dar un tiempo suficiente para prepararse para la muerte y para poder despedirse poco a poco de sus seres queridos.  El día antes de morir conversé con ella y la paz que me transmitió fue impresionante.

Yo considero que la enfermedad es como un toque de puerta directo que Dios nos está haciendo para que le abramos nuestro corazón y nos vaciemos de nuestros egoísmos, de nuestra soberbia, de los defectos que podamos tener,  para poder dejar que Él inunde nuestro corazón de ese Amor que nada ni nadie en este mundo nos puede dar.  Dios nos toca la puerta para decirnos algo así como: Aquí estoy hijo mío, ven y acuéstate en mi regazo y descansa en Mí, porque conmigo nada debes temer. Muchas personas, afortunadamente, aprovechan esas tocadas de puerta para pedir perdón en la confesión; para enmendar las cosas erradas que hayan podido hacer; para demostrar gran misericordia a los demás porque saben que ellos también necesitan misericordia; y sobre todo para entender que el hombre es ¡Nada! sin Dios y que solo Él es quien nos puede ayudar a entender y sobrellevar la enfermedad de la mejor manera.

Santa Teresa de Jesús decía que: "los días de enfermedad son los que estoy más cerca de Dios". Y para quienes hemos estado enfermos esa es una verdad indescriptible. Esos momentos en que estamos mal, que no podemos movernos, que no podemos leer, casi ni hablar, cuando nos damos cuenta que nuestro cuerpo no vale nada, que no sirve para nada, lo único que nos queda es cerrar los ojos y estar con Dios, abandonarnos en Él y pedirle que nos ayude, que nos alivie ese peso tan terrible que estamos cargando.  Cuando lo tenemos a Él nos asombramos entonces cómo podemos cargar sin tanto peso esa cruz tan pesada. ¡Qué diferente es afrontar la enfermedad y la muerte con visión cristiana! Sin duda el gran triunfo del cristiano es que Cristo convirtió la muerte en Vida, en esa vida eterna donde no habrá más dolor, ni más tristeza, ni más llanto...

Esta época de Adviento, en que estamos preparándonos para el nacimiento del Niño Jesús, es un tiempo propicio para abrirle la puerta a Dios y dejarlo entrar, dando muestras magnánimas de perdón, de conciliación, de arrepentimiento y de dolor por lo malo que pudimos haber hecho en el pasado.  Dios nos está esperando detrás de esa puerta para que vivamos muy cerca de Él y podamos sentarnos al final de nuestra vida terrena a disfrutar el banquete celestial que nos ha prometido y que nos dará la felicidad eterna para siempre, para siempre...

Que la Santísima Virgen, hoy en su advocación de La Guadalupe (patrona de América), les dé la fortaleza y disposición necesaria a todos los enfermos de esta tierra para que puedan abrirle la puerta a Dios y así llevar con paz y serenidad su dolor. ¡Virgencita de Guadalupe, cúbrelos con tu manto y ayúdalos en estos momentos tan difíciles!

mariadenissecapriles@gmail.com

@VzlaEntrelineas


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (68)
páginas:
1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 |
Por Ana Arias Sanabria
13.12.2012
3:57 PM
Quintero (7:30AM), le sugiero que vuelva a leer mi comentario y cuando lo asimile, puede que deje de escribir pistoladas. Qué tiene que ver si usted va al médico cuando se enferma, con mi recomendación a la lectora Viviana Vargas de que no le pare a los 'sabihondos' que pululan en estos foros y creen tener 'patente de corso' para insultar, corregir y regañar a los demás foristas. Ahora nos apareció una "filósofa" que con aires de grandilocuencia, se siente en capacidad de corregir lo escrito por la señorita Viviana. Por otra parte eluniversal no está buscando 'notables' que nos vengan a enseñar, así que si usted quintero no ha comprendido todavía, es su problema, por lo demás, Viviana Vargas sigue escribiendo como quieras, todos te entendemos y aceptamos tus oportunos comentarios. Saludos Ana Arias.
 
Por Francis Hernández
13.12.2012
12:20 PM
Interesante como se exasperan aquí los foristas ateos. ¡Y cómo escriben, paracen enloquecidos! Yo les pregunto: ¿Les duele acaso que los católicos enfrentemos la enfermedad de otra manera a cómo la encaran ustedes? ¿Por qué les molesta eso? Si quieren ser ateos ese es SU PROBLEMA. Traten de ser felices y dejen vivir felices a quienes no pensamos como ustedes, afortunadamente. Bueno para ser feliz hay que acercarse a Dios. Y a los cristianos que creen que los católicos no leen sus biblias, les digo que afortunadamente cada día no sólo hay más católicos que leen sus biblias sino que muchos pastores protestantes, luternos, anglicanos, etc, etc, etc, se han convertido al catolicismo precisamente porque en la Biblia han encontrado que la Verdadera Iglesia es la Católica. Les recomiendo mucho el programa de Fernando Casanova (ex-pastor evangélico) en EWTN que desenmascara estas iglesia cristianas de una manera fantástica. Y los libros del ex-pastor luterano Scott Hann
 
Por Marycarmen Reinoso M.
13.12.2012
8:35 AM
De pana que nos salió filósofa de cafetín...esa es pareja del otro chimbo!....JAJAJAJAJAJAJAJAJAJA!
 
Por Quintero Alfredo
13.12.2012
7:13 AM
Ana Arias Sanabria (12.12.2012 7:47 PM): Oye de verdad que si vale, oye vale, que somos arrogantes los que no creemos en Dios y nos la damos de sabiondos. Oye, te propongo algo: Si Dios misericordioso, omnipresente, omnisciente y justo, creador del cielo y tierra, de todo lo visible y lo invisible, te "regala" una enfermedad, rézale a Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, o a Don José Gregorio Hernández o a Juan Pablo II. No se si te interese, pero cuando yo me enfermo voy al médico.
 
Por zulay krenter
12.12.2012
9:46 PM
Que articulo tan sentido...cada palabra llego donde tenia que llegar, gracias María Denisse por enseñarnos la otra cara de la moneda. En verdad me siento muy conmovida!
 
Por Pedro Fernandez
12.12.2012
9:26 PM
" Sr Quintero , Cientifico ? No se si Ud lo sea ...Tampoco Se Si entendera internamente lo que le Dire : Yo y Sobre todo Mi Madre (Por cierto Curada de un Cancer) hace 12 años...Padecimos durante mas de 10 años lo duro de ver Decaer a Mi Padre por el Mal de Alzheimer, cuidarlo, mantenerlo,distribuirse el tiempo para Alimentarlo, bañarlo , acompañarlo , Si Ud supiera lo Duro que es eso Sr Quintero, ...y sabe Algo que le Puedo Afirmar a Ud y a cualquier Ser pensante que habite sobre esta tierra, que Esa Experiencia Vivida y Sufrida , Me Hizo a Mi y a Mi madre ..Ser mas Humanos, mas comprensivos con Todos en general, y No Considero Eso Ningun Regalo de Dios,....Pero Si Siento desde lo Mas Profundo de Mi Ser Una Mejor Comprension de Todo lo Divino y Humano que tenemos al Tener una Vida que Nos Permite, Ver Pensar y Razonar y A Ser Mejores Hombres ..para ayudar a los que Mas Necesiten de una mano, de lo que Sea, para Aliviar de las Penas que a veces Nos Da la Vida,...Feliz Sueño Caballero
 
Por Emilia Gonzalez
12.12.2012
9:12 PM
"Die Religion [...] Sie ist das Opium des Volkes" (La religion es el opio de los pueblos) Karl Marx 1844
 
Por Luis Garcia
12.12.2012
9:00 PM
Andres Novernni, primero, cuando hayas leído algo de la Biblia, y no solo repitas y hagas lo que viste hacer a tus padres y abuelos, ese día podrás adquirir un nivel para poder discutir. Mientras tanto, vives en una total oscuridad, y recuerda que no hay peor ciego, que el que no quiere ver. Cometes un grave error, y ofendes a Dios, al adorar, venerar, rezarle u orarle a alguien mas que no sea él y su hijo, y más aún, cuando decides hacerlo a una figura de palo o de barro. Se que algún día lo vas a entender, y mirarás atrás y no podrás creer que fuiste tan ciego por tanto tiempo. Pero nunca abrirás los ojos si no abres primero esa biblia que tienes en la gaveta. No es cuestión de religión, es lógica, sentido común.
 
Por Ana Arias Sanabria
12.12.2012
7:47 PM
Viviana Vargas (10:06AM), no le pares a l@s sabihond@s que pululan en estos foros, ahora nos salió una filósofa, si cabe el término, ...quiere sentar cátedra de ortografía, sintaxis y no sé cuántas cosas más. Que sepamos, nadie tiene patente de corso para venir a enseñar, corregir o regañar a los demás foristas ni eluniversal ha promovido ningún concurso de notables o cosas por el estilo, para tener que aguantar a tanto desocupad@ con aires de 'intelectualoides' ...
 
Por Quintero Alfredo
12.12.2012
7:29 PM
Rosa Malavé 2:04 PM: Para tener experiencias "espirituales" como conmiseración, compasión, amor, apreciación de una obra de arte o de una pieza musical, no es necesario creer que el universo fue creado por un Dios que todo los sabe (hasta lo que pensamos) y que nos "regala" enfermedades, como sostiene la teóloga aficionada autora de esta columna. El misterio del universo y del cerebro no nos decepciona a quienes apreciamos la ciencia. Y quizás nunca los podremos entender, pero su estudio será siempre fuente de inspiración. Y si de consuelo se trata, mucha gente se consuela oliendo cocaína o jalando aguardiente, lo que no significa que para consolarme tengo que creer en Dios, echarme pases y desayunarme con un yogurt de ponche crema. Lo triste del oscurantismo del siglo 21 es que es un daño auto inflingido; el rechazo a informarnos del gran conocimiento que hemos acumulado, en favor de supersticiones de la edad del hierro.
 
páginas:
1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar