Compartir

Huracán de fuerzas vandálicas

ILDEBRANDO PORTILLO |  EL UNIVERSAL
martes 4 de diciembre de 2012  12:00 AM
El sadismo y el desparpajo creciente con el que actúa este régimen socialista, al permitir que la inseguridad actúe, frenéticamente y sin estorbo, contra una débil y vulnerable sociedad; esa misma que desde sus orígenes, se han esforzado por descollar y triunfar, como quien sale de una cepa de envergadura. Solo que ahora, les ha tocado defenderse de un huracán de fuerzas vandálicas que evocan imperceptibles reflejos de una conciencia forjada en la más cruel perversidad, con la que provocan en el seno familiar la irreparable pérdida de sus seres queridos; donde hasta el cielo parece desangrarse ante tanta indolencia gubernamental, únicos culpables de no resguardarle la vida al pueblo y que nadie sea asesinado con cada atardecer. Aunque para el régimen le sea indiferente cómo muere un atardecer, solo le concede toda suerte de ventajas a la tarde en la que hay elección presidencial; en la cual canaliza, somete y aprovecha a sus vitales electores dándoles a probar las fresas de la amargura.

Los jóvenes son los que mayores estragos padecen con la impudicia de la inseguridad, esa misma que al Gobierno favorece impunemente al mantenernos en el límite del miedo, con el único propósito de minar los cimientos de la sociedad y provocar su éxodo. Y si esto pudiera parecer injusto, pensemos conscientemente en la lúgubre inseguridad que a buena parte del pueblo somete y lo aprieta, tal como el calzoncillo al torero; y a los otros les succiona como vampiros sus sueños rotos, ahorrándoles la pena de ser testigos de su propia destrucción, simplemente porque se han acostumbrado a la miseria y al atropello hamponil, y lo que es peor, se ha convertido en hábito. Al final de cuentas este traumático socialismo improvisa con la Misión A Toda Vida, que es más inútil que maletero en bólido de fórmula uno ¿hay acaso mayor imbecilidad que aceptar la soberbia, el odio, la destrucción, el sometimiento, la corrupción y la inseguridad que este fatigoso régimen nos brinda con asco y sobre todo nos desampara, cual leprosos, ante un sórdido batir de insólitas voces delincuenciales?

ildebrando21@yahoo.com


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar