Compartir

En mi cola al infierno

Le pido que esta Navidad suelte a mi padre y a los otros presos en igual condición

YON GOICOECHEA |  EL UNIVERSAL
martes 4 de diciembre de 2012  12:00 AM
¿Sabe qué es triste? Un día de los niños en la cárcel. Yo lo he visto y lo he llorado. Un bojote de angelitos negros saltando contentos entre barrotes, bailando canciones de Disney en donde, horas después, balearán a algún papá preso. Es triste, horrible, créamelo. ¿Sabe qué es humillante? La maldita cola a las puertas de un retén. Yo la he hecho y la he llorado. Las viejas con esa mirada de espanto, que no pueden con el cuerpo ni con las bolsas; las mujeres preñadas y arregladitas para entrar al infierno. Es la miseria. Yo me quedo ahí, sin hablar, tratando de no mirar, oler o escuchar; tratando de entrar rápido para ver a mi papá. Cuando pasa lo peor, me repite que es inocente y que le pide a Dios poder salir para conocer a mis hijos.

Quiero que sepa que el castigo que me dio a mí, en realidad lo sufrió mi familia. Que mi abuela ya está vieja y cansada, que mi hermana creció sin papá. Quiero que sepa que sólo esperamos un trámite administrativo, que con una palabra de un subdirector del ministerio bastaría para reconocerle la libertad. Él ya cumplió su injusta condena, aun si fuese culpable, debería estar libre. Pagó y pagué, por lo que hicimos y por lo que no.

Sería muy hipócrita decirle ahora que estoy de acuerdo con el proceso, usted sabe que no. Los saltos de talanquera se lo dejo a gente con mayor flexibilidad. Lo que le digo es que, después de conocer la política venezolana, me arrepiento de haber sido tan inocente, de haber sido el tonto útil de negocios ajenos. Hoy, sólo quiero ver a mi papá libre y dedicarme a trabajar para mis hijos, con eso tengo bastante. Usted ganó, sea magnánimo.

Usted está pasando por un mal momento. Quizás sea la ocasión para compartir que a mi papá no le dejaron asistir al entierro de su mujer y que no conoce a su nieta. Quizás valga indicar que yo me metí a político por pendejada propia, que él no tiene la culpa. Le pido que esta Navidad suelte a mi padre y a los otros presos en igual condición. La paz sea con usted.

@yongoicoechea



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (2)
páginas:
1 |
Por Jose Ramon Barboza
04.12.2012
9:20 PM
Valiente,honesto y transparente Yon, tambien resultaste buen hijo.
 
Por José Castillo
04.12.2012
2:35 PM
Muy cierto lo que dice el articulista en la parte donde dice que es muy triste pasar el dia del niño en una carcel, se ve que ha vivido carne viva esa terrible experiencia. Yo no lo conozco pero me conmovio su articulo y espero que el problema de su padre llegue a feliz termino. Se de personas que tienen que pasar por el calvario cuando tienen que visitar a un pariente en una de las carceles de este pais, a la humillacion que se exponen cuando son revisados por el personal de la Guardia. Mientras a otros les ponen televisores LCD, DVD, u otros salen por la puerta principal y nadie ve nada.
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar