Compartir

La opinión pública decidirá su partida

Después de 14 de años no hemos sabido articular una estrategia real de persuasión colectiva

ORLANDO VIERA-BLANCO |  EL UNIVERSAL
domingo 2 de diciembre de 2012  12:00 AM
Cuando el presidente Woodrow Wilson (1917), confió al Comité de Información Pública la massmediacion de la incursión de EEUU en la I Guerra Mundial, jamás presagió que tamaña tarea, ocasionaría el mayor impacto propagandístico conocido por la humanidad. Un derroche de contenidos noticiosos, logística, creatividad, preparación discursiva, simbologías y comunicación efectiva, que cumpliría con la hazaña de sembrar por generaciones, the american way...

El comité lo integró George Creel, periodista en jefe; Newton Baker, secretario de guerra y Josephous Daniels, secretario de navíos... Wilson no vaciló en calificar a Creel de genio, por ganar la más difícil de todas las guerras, la de la opinión pública. Estos hombres fueron capaces de ejecutar más de 500.000 grabaciones de 4 minutos, difundidas a través de 75.000 actores, que llegaron a más de 314 millones almas en el mundo (sin Facebook, ni Twitter). Coordinaron información privilegiada de guerra; mensajería calificada de prensa nacional y aliada, enviando incluso contrainformación al enemigo. Un "juego" preciso, riesgoso, audaz, que enaltecía la americanidad y su espíritu de sacrificio, cooperación y heroicidad. A pocos meses del inicio del trabajo del comité, los franceses -antiamericanos por solemnidad- admiraron el poderío bélico de EEUU, tanto como el arrojo de sus soldados. Respeto al que se sumaron polacos, suecos, rusos o españoles. A partir de la presidencia de Wilson y después de la I Guerra Mundial, EEUU, se convirtió sin duda, en la nación más poderosa del orbe... No por sus armas, sino por la convicción patriótica de sus ciudadanos, heredada de aquellos 140 hombres que firmaron las Cartas de Derecho en 1776 (y del buen manejo publicitario de esos eventos).

Usted se preguntará a qué viene tanto cuento del "pop-feeling" americano... Quiero hacer mérito al inmenso trabajo que demanda incidir en la médula de la opinión pública. Después de 14 de años de oposición, aún no hemos sabido articular ni concebir, una estrategia real de persuasión colectiva. Creel alertaba "que el buen manejo de la propaganda era un arma mucho más potente que cualquier torpedo de un submarino... ". Lo que hemos tenido es una pizca de alharaca (pon Globovisión), algunas "festividades electoreras" (espasmódicas, ilegitimas y banales), y muchos discursillos de plaza con melodía social-demócrata (vacío de contraste), que no han levantado la emoción ni convicción suficiente, para voltear la errónea percepción de súper hombre que hemos construido de Chávez.

Creel perseguía The Verdict of Mankind o el veredicto del coraje. No para él, sino para los hijos y los nietos de los combatientes. Lo logró. ¿Lo hemos hecho nosotros? El día que lo hagamos, la opinión pública decretará su partida.

vierablanco@gmail.com / T :@ovierablanco



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar