Compartir

Comuna Empresarial Compañía Anónima

JOSÉ MAYORA |  EL UNIVERSAL
sábado 1 de diciembre de 2012  12:00 AM
Un tema que considero no ha sido ni suficiente ni adecuadamente debatido,  es el del Estado Comunal. A muchos les preocupa si es  o no constitucional, preocupación que no le quita el sueño al oficialismo pues para ellos, tal cosa es un mero formalismo.

El Estado Comunal no es un proyecto aislado dentro del objetivo de la sociedad socialista. Existe una serie de instrumentos legales que lo complementan, destacándose, particularmente, aquel  que va dirigido a crearle  una base de sustentación económica.

En efecto, dentro de la actividad legislativa habilitante destinada a paliar los impactos negativos de las lluvias, HCF dictó un decreto ley (N 9052-Junio 15 2012) destinado a regular "... las nuevas formas asociativas conjuntas entre el Estado, la iniciativa comunitaria y privada para el desarrollo de la economía nacional".

Este novedoso instrumento, que cuenta con las finalidades de desarrollar la economía y la transición hacia el socialismo, requiere cambios en el contexto económico donde se aplicará. El primero de ellos, es eliminar el paradigma de la economía  de mercado y sus aliados naturales, la oferta, la demanda y la libre determinación de qué producir.  El nuevo paradigma de decisión productiva, es el "criterio social... que define las demandas" dentro de los sectores tradicionales: educación, salud, alimentación, vivienda, vestido, ciencia, tecnología y cultura. Falta por decidir dentro de cada una de ellos, qué cosas se priorizarán y es allí  donde la iniciativa individual del empresario no tendrá ningún sentido. 

En cuanto a integración de la propiedad, la nueva forma incluye un mínimo de 40% de participación accionaria oficial, con lo cual el Estado garantizará seguridad jurídica dentro de un esquema de planificación estratégica democrática y participativa. Pareciera que la operación de la empresa le corresponderá a la empresa socia, presumiblemente porque ello da más garantía de eficiencia.

Adicionalmente en caso de que el Estado no posea la mayoría accionaria, se reservará el derecho al veto sobre decisiones de carácter estratégico que, obviamente, corresponderán a las del socialismo revolucionario.

Considerando que este esquema se inserta dentro del nuevo modelo de organización comunal, se puede presumir que estas empresas no podrán trascender el ámbito geográfico de la comuna donde fueron creadas y, en los casos en que los trascienda, la comercialización será a través de la red oficial. 

Este modelo plantea  una nueva cultura del trabajo distanciada del modelo rentístico, lo que genera algún ruido pues si en esas asociaciones existen empresas privadas, cómo queda el tema del retorno del capital. Mientras no se aclare el punto, la  rentabilidad será  decretada.

A estas nuevas formas asociativas se les plantea una meta de no fácil consecución como es el de la sustitución de importaciones, loable intención que no pasa de ser un deseo revolucionario imposible de lograr con la diáspora organizacional que se desprende de la extensa geografía comunal.

Por supuesto que existen incentivos para que surjan estas nuevas formas asociativas: acceso a financiamiento público, redes de comercialización oficial, asistencia técnica, compras oficiales, exclusión y/o simplificación de trámites en contrataciones con el Estado, exoneración impositiva.

De lo anteriormente dicho surge una pregunta con relación a las empresas existentes que no se acojan a este modelo: ¿para ellas no existirá seguridad jurídica?

Mayora.j@gmail.com


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (3)
páginas:
1 |
Por Artur Barrera
01.12.2012
3:43 PM
Lo que preocupa es que Chávez emite decretos creando Empresas de Producción Social y ya sabemos que en ellas hay apropiación de excedentes por parte de los trabajadores para la comunidad y los Ministros no registran sus actas constitutivas y estatutos bajo esta denominación Ello sucedió en el caso de Agropatria, S.A. y Maderas del Orinoco C.A. Acaso se percate Chávez lo inconveniente de ello o esto vendrá luego?
 
Por Magaly Briceño
01.12.2012
10:35 AM
Podemos decir que ese decreto es inocuo. Ahí se le escapo este el Decreto 9043 que devino en este. Léalo por favor. Ley de Transferencias de Competencias al Poder PopularVicepresidencia de la República. Aviso Oficial mediante el cual se corrige por error material el Decreto #9.043, de fecha 15 de Junio de 2012 en los términos que se señalan: Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley Orgánica para la Gestión Comunitaria de Competencias, Servicios y otras Atribuciones. GO #39.954 Fecha: 28/06/2012. Decreto #9.063 página 394.502
 
Por José R Pirela
01.12.2012
9:48 AM
El Poder del caudillo del siglo XIX en Venezuela se fortalecía con la ignorancia y la pobreza del pueblo. El Poder del caudillo de los siglos XX y XXI se fortalece con el Petróleo y con la pobreza. Tanto es así, que los políticos en Venezuela no hablan de Políticas Públicas sino de Proyectos Políticos para alcanzar el poder. La política se reduce a alcanzar el Poder del Gobierno, porque con el petróleo se asegura tomar las instituciones del Estado, y con ello, tomar el dominio de la Sociedad. El Presidente democrático ha sido una quimera, un deseo, un azar. El pueblo lo que aspira es un caudillo justiciero que castigue la indiferencia del anterior. Tal ideología la avala el Poder que adquirirá con la Presidencia, porque desde allí salen todos los hilos del poder político y económico del país. De allí también se reconoce la ideología intelectual venezolana cuando afirman que la democracia en Venezuela es sui géneris. Ahora al Caudillismo lo llamamos Estado Comunal.
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar