Compartir

Entrampados

JOSE ANTONIO GAMEZ ESCALONA |  EL UNIVERSAL
viernes 30 de noviembre de 2012  12:00 AM
Leyendo artículos de opinión y análisis posteriores al 7-O, uno queda con la impresión de que las opciones democráticas en Venezuela están dentro de una trampa sin salida.

Un alto porcentaje de las opiniones emitidas, dejan ver que la alternativa democrática se ha entrampado a sí misma metiéndose por un callejón sin salida. La vía electoral parece cerrada para cualquier posibilidad diferente al PSUV. Nuestros dirigentes de oposición son ingenuos de capirote, y difícilmente podrán encontrar formas de romper el cerco electoral montado por el régimen.

Otro sector de los analistas, se ubica en la posición que plantea: la trampa ha sido montada por el chavicismo, y no es la alternativa democrática quien se ha metido en ella, sino que las circunstancias no permiten otro camino. Tenemos una dirigencia democrática mejorable, que ha tenido que aprender a hacer política en un escenario desigual. Es la posición que comparto.

Frente a este panorama, surge necesariamente el tema de las instituciones. En un sistema de libertades, las instituciones deberían asegurar la viabilidad de diferentes opciones políticas. En Venezuela ha quedado demostrado que las instituciones (si es que se les puede llamar así), están al servicio del gobierno.

Partiendo de una visión sencilla de la situación, habría que decir según el uso del castellano, uno puede ser entrampado, pero no se entrampa a sí mismo. Es decir, la trampa siempre te la pone otro. La trampa en que nos metieron, ha sido exitosamente probada en Cuba. Es una trampa segura, pero que muestra varios defectos de fábrica.

Uno de los primeros defectos de esta trampa es su tamaño. Es efectiva en países reducidos. La sociedad venezolana, con todos los defectos que pueda tener, siempre ha demostrado ser más grande de lo que aparenta. En situaciones extremas, revela medios inéditos para superar los entuertos causados por la política decadente de partido único. Posiblemente la juventud, y seguro nuestra tradición democrática, han favorecido que el país no se entregue masivamente a la infestación del gobierno.

Otro defecto de la trampa castro-chavista, es que está diseñada en un sistema de escasez. Es decir, no tiene cómo manejar ningún tipo de beneficio o disponibilidad de recursos. Es una trampa de hambre. No es casualidad la ineptitud del régimen para asegurar el abastecimiento, aumentar la producción o generar algún tipo de ganancia. El fórceps político castrista no permite ese tipo de maniobra.

La dependencia del gran Tótem y la ingobernabilidad en su ausencia, es una prueba a la que el cepo castrista nunca se ha enfrentado. Es parte de lo que no se podía prever. La salud del tirano antillano ha permitido mantener la imagen del gobernante eterno. La versión criolla del engaño cubano, está siendo sometida a una prueba para la que no está preparada. La parálisis actual del régimen y las dificultades dentro del PSUV, revelan signos de patología grave.

Estamos ante una trampa que puede disimular su violencia, pero no puede ocultarla. La capacidad de agresión es señal de su funcionamiento. Al final de la década de los cincuenta en Cuba, esa violencia podía ejercerse mediante juicios sumarios y fusilamientos. En la Venezuela actual la violencia tiene que ser más sofisticada. Incluye el terrorismo fiscal, el aniquilamiento judicial, la persecución a los medios y periodistas, la violación de los derechos fundamentales, el fomento de la inseguridad personal, la siembra del odio social, el chantaje de los más necesitados y el lenguaje destructivo.

A pesar de todo lo dicho, debemos reconocer que lo más original dentro de la trampa del régimen es la violencia electoral. Esta es una forma de violencia que el chavicismo ha perfeccionado y sofisticado a unos niveles nunca vistos. El mejor sistema del mundo. Una máquina de coacción y chantaje que merece el calificativo de maquinaria, o mejor de industria. Es la maquinaria roji-negra (con el perdón del Deportivo Lara). También conocida como la maquinaria CNE-PSUV-Pdvsa. Toda una novedad de diseño totalitario.

La maquinación Castro-Chavista, está enfrentando una prueba de diseño. Habrá que ver qué resistencia muestra. A juzgar por lo visto hasta el momento, solo sirve para producir victorias electorales. La entropía propia de cualquier sistema y la torpeza de la dirigencia roja, se encargan de destruir el resto. Todo parece indicar que la flamante maquinaria roji-negra, no será capaz de hacer funcionar de manera estable, ni una comuna.

Jgamez@alumni.unav.es

@vidavibra


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (1)
Por JOSE LABASTIDAS HERNANDEZ
30.11.2012
3:22 PM
LA MAQUINACION "CASTROCHAVISTA"2 ES LA EXCUSA PERFECTA PARA TAPAR LOS EMTRAPADOS QUE ESTAN LOS OPOSICIONISTAS PORQUE NO PUEDEN TENER EL PODER QUE TANTO LOS ATORMENTA CARAMBA
 
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar