Compartir

Las Agencias Calificadoras: su control

JESÚS E. MAZZEI ALFONZO |  EL UNIVERSAL
jueves 29 de noviembre de 2012  12:00 AM
 En la actual estructura internacional, sobre todo despues de la última fase de globalización iniciada en los años 80, se configura una globalización segmentada y asimétrica, que debe convertirse en una globalización integradora y solidaria. En ella se interrelacionan muchos actores, con una real capacidad de actuar, que confluyen para tener influencia en decisiones acerca de inversiones y tecnología. Son las llamadas agencias calificadoras de riesgo. Entre las empresas transnacionales que realizan este tipo de función de inteligencia estratégica, en el mundo de las políticas públicas y de tendencias políticas, crediticias, nos encontramos, entre otras, a: Moody's, Standard & Poor, Ficht, que copan el 95% del mercado.

  En efecto, su influencia y  capacidad se manifiesta en el análisis de las cifras que puedan mostrar un país en materia de desempeño macroeconómico y del desarrollo en la implantación de las políticas públicas, junto con factores cualitativos de esas políticas, tales como estabilidad, coherencia, solidez y transparencia de los cursos de acción de un determinado Estado y la capacidad gerencial del equipo gubernamental para llevar a cabo tales decisiones. Es decir, tienden a combatir o refutar la información de los organismos estatales, sean estos los Ministerios de Finanzas, los Bancos Centrales o empresas de servicios, industrias privadas o públicas, en forma asimétrica.

  Entretanto, estos análisis indudablemente repercuten en la credibilidad de las políticas públicas en el ambiente internacional, lo que determinará las expectativas y percepciones en el seno de la comunidad financiera internacional, con indudables repercusiones políticas de sus análisis. Son actores con independencia y autonomía, propias de la nueva escena internacional. Sus decisiones producen fenómenos políticamente politizados. En ese orden de ideas, al momento de escribir este artículo el mundo vive un período de  turbulencias y volatilidades en el mundo económico y financiero internacional.

  Por ello, un grupo de trabajo del Consejo de Estabilidad Financiera del G-20, reunido el pasado 17 de noviembre en New York, buscó estudiar y evaluar una serie de medidas y decisiones que tendrá una repercusión en los mercados financieros internacionales, como lo es el control de las Agencias de Calificación de Riesgo.

En efecto, se buscan dos cosas: evaluar los requisitos que se les exigen a Estados, bancos y empresas, en aras de garantizar su salud financiera y reducir el número de los que dependen del veredicto de las firmas de rating. Y el segundo gran pilar, está el trabajo con las autoridades para reclamar a los bancos que refuercen sus análisis de riesgos para sustituir la dependencia automática de las notas de las agencias. Algunos analistas  estiman que el rol de supervisión de estos novedosos actores en la escena económica-financiera internacional, sola lo podrán ejercer los llamados poderes fácticos, los bancos centrales más importantes; son ellos: el Banco Central Europeo, el de Inglaterra, el de Japón y la estadounidense Reserva Federal. El analista Xavier Vives, profesor de IESE y miembro del grupo de estudio alemán Cesifo, cree que "lo más importante sería rebajar su poder de monopolio". Para Juan Ignacio Crespo, "una medida útil sería cambiar algo del sistema: que quien pague por esos exámenes sean los grupos de inversores". Esto debido al evidente conflicto de intereses entre los bancos y las agencias de calificación de riesgo, que actúan como consultoras.

La influencia de estos actores es importante porque ellos mismos, por ejemplo, no previeron, con prontitud y eficacia, la crisis que se avecinaba  en el último semestre del año 2008 y muchas de ellas alentaron a la creación de burbujas en algunos sectores de la economía, con la falla de advertencia para muchos inversionistas. Ahora, lo que se presenta es un pulso de carácter político, entre estos actores y los gobiernos europeos.

Finalmente, las decisiones recientes de las agencias de riesgo puede tomar dos caminos: por una parte, que ellas se vean reguladas en su acción de calificación por alguna institución supranacional a corto o mediano plazo, o si no, la consecuencia de sus análisis produzca cambios en las políticas económicas de los países de la eurozona de un giro de 360 grados, con la consecuente profundización de las reformas de carácter estructural. La reforma del mercado de rating exige que se corrijan estas disfunciones. Las Agencias de Riesgo son importantes porque los inversores no pueden tener un análisis pormenorizado de todos los valores y activos. Hay, sin embargo, que reducir el impacto que producen como factor de agravamiento de la crisis como lo están haciendo.

jesus.mazzei@abordo.com.br


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (1)
Por Jose A. Fajardo Puertas
29.11.2012
5:29 AM
Buen artículo. Y a las agencias de (des)calificación que las boten de una vez al WC, que éstas en vez de ayudar a los pueblos libres más bien provocan más ruina.
 
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar