Compartir

El corralito venezolano

Somos unos niños manipulados por el Estado. Jugueteamos encerrados en la jaula petrolera

AXEL CAPRILES M. |  EL UNIVERSAL
jueves 29 de noviembre de 2012  12:00 AM
Somos vivos y avispados pero nos gusta hacernos los zoquetes mientras creamos que todavía hay una golilla de la que podamos aprovecharnos, mientras veamos que algo de la renta petrolera puede gotearnos. Cuando un importador solicita sus dólares al Sitme, le bloquean los bolívares y su dinero queda inmovilizado durante ocho o diez meses hasta que las autoridades y los zares bancarios tengan a bien entregarle las divisas que le corresponden. Que los bolívares equivalentes al 30% de las divisas legales de una nación estén presas durante casi un año es técnicamente un corralito. Cuando en el año 2001 el presidente Fernando de la Rúa impuso restricciones a la libre disposición de dinero en Argentina, todo el mundo protestó y la noticia apareció en la prensa mundial. Para nosotros es normal. Nos quedamos callados. Somos vivos y nos hacemos los locos a ver si algo nos cae. Pero el corralito es una realidad. No hay bienes suficientes en el país para atajar la cantidad de dinero inmovilizado, las corporaciones no pueden repatriar sus utilidades ni Pdvsa alimenta el mercado ilegal divisas con el que tradicionalmente alivió las presiones de una economía capturada.

Es nuestra manera de aceptar la arbitrariedad del Estado. El dos de diciembre de 2007 votamos en contra de la reforma constitucional que nos llevaba al Estado comunal totalitario, hoy ya lo tenemos vigente por acción de leyes inconstitucionales. Ahora, imberbes estudiantes formados en un taller de fin de semana serán los inspectores que determinarán el precio de nuestras viviendas en donde más valdrá el friso que la tierra con valor cero. Cuando el periodista argentino Antonio Laje le puso el nombre de corralito al control del flujo de dinero en el país del Sur, lo hizo pensando en el corral de los niños, la pequeña jaula, cerrada pero acolchonada, donde se coloca a los bebés para que descansen o jueguen. Esos somos, hoy, los venezolanos, unos niños manipulados por el Estado. Jugueteamos encerrados en la jaula petrolera.

acaprile@ucab.edu.ve



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (5)
páginas:
1 |
Por Pedro López
29.11.2012
6:38 PM
El "corralito" argentino no es ni parecido al "control de cambio" de Vzla. ni a lo que dice aquí A. Capriles. En aquella época se permitía a los argentinos mantener en la propia Argentina cuentas en dolares, y cuando sobrevino el "corralito" simplemente no les dejaban obtener el dinero de sus cuentas, pero no solo en dolares, es que por la falta de liquidez no se los daban ni en el equivalente en pesos argentinos... eso era el "corralito", la gente no contaba con su dinero ni para hacer las compras diarias y poder comer... me parece que es un poquitín diferente eso a lo que nos cuenta este Sr. aquí, pero como la nota es embaucar incautos...
 
Por José R Pirela
29.11.2012
1:18 PM
Los dirigentes políticos tienen doble razón para dejar pasar, o avalar al Estado y costumbre rentista de la nación. Para ellos la viveza consiste en obtener las preferencias de los votantes (amor) y subir de status (riqueza, prestigio). A mayor oferta y reparto, mayor amor consiguen. La viveza de los importadores consiste en ganarse la benevolencia del gobierno omnipotente, controlador de las divisas que entran al país. Mostrar disgusto es suficiente para perder su modo de existencia y poner en riesgo el futuro de su familia. Eso no es de zoquetes, es instinto de conservación.
 
Por José R Pirela
29.11.2012
1:18 PM
La viveza del pueblo, que es la mayoría, consiste en acomodarse al Estado Autoritario Establecido. Son subempleados (clientela política, burocracia, buhoneros) y desempleados. Para ellos el Estado es el gobierno, es la autoridad de la nación, a quien se le debe respetar. Tiene el deber de asegurar la manutención del pueblo, y el derecho de impartir justicia, aunque la sentencia viole DDHH debe ser acatada sin protesto. Aquí no cabe la viveza de colearse, porque eso es desorganización social, descuidada por la inmoralidad rentista.
 
Por Jose A. Fajardo Puertas
29.11.2012
5:32 AM
Queda poco para destapar el 'paquete navideño' y saber el contenido real; ¿devaluación, quiebra del estado, bloqueo de ahorros o corralito? ... Así mismo, Chávez odia y sataniza a los emprendedores, empresarios, inversionistas, industriales y toda esa gente laboriosa que genera empleo, ingresos al estado, progreso y prosperidad al pueblo.
 
Por JORGE ENRIQUE DUPOUY YANES
29.11.2012
3:00 AM
ES LA PURA VERDAD.SE NOS OLVIDO PROTESTAR ENERGICAMENTE O TENEMOS MIEDO, O NO NOS CONVIENE PORQUE SIEMPRE ALGO NOS QUEDA. PERO MAS QUE ESO, NOS FALTAN LIDERES QUE SU PALABRA SEA CREIBLE . HASTA AHORA, NO LOS HE VISTO, LOS SEUDOLIDERES QUE HAN APARECIDO, SON CAGALECHES SIN EXPERIENCIA, MIEDOSOS Y CON GRANDES INTERESES, POR LO QUE NO LES CONVIENE PROTESTAR SINO ASENTIR CON TODO LO QUE HACE EL GOBIERNO.
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar