Compartir

Pensar en el futuro

OSCAR HERNÁNDEZ BERNALETTE |  EL UNIVERSAL
lunes 26 de noviembre de 2012  12:00 AM
En estos tiempos tan difíciles para Venezuela hay que también pensar en el futuro. Saturado el país de tanta política y en donde es difícil no encontrar en cualquiera de los medios suficientes artículos de opinión que reflejan el retroceso, las angustias, alertas y recomendaciones para que salgamos del atolladero ideológico en que nos encontramos. Es  por ello que saco del baúl de los recuerdos algunos conceptos   del mejor mundo  en que deberíamos estar concentrados para lograr mayor desarrollo, calidad de vida y generación de riqueza para nuestras futuras generaciones. Quiero entonces reflexionar  lo que se ha  llamado La Nueva Economía (LNE).Muy lejana por cierto a la que se trata de desarrollar en nuestro país en los actuales momentos.

En primer lugar, tenemos que recordar que el nuevo paradigma nos sitúa ante un mundo en donde es más importante la utilización del conocimiento y la información que el trabajo manual. Estamos ante un mundo en donde la tecnología y las comunicaciones se convierten en la base del crecimiento económico y de la generación de riquezas. La Nueva Economía, es una economía basada en conocimiento, no en extracción de bienes de la naturaleza. Es una economía basada completamente en ideas que se soportan sobre Internet. Mientras que  la tendencia en el mundo va en esa dirección nosotros seguimos siendo monoproductores, con vocación estatista y permitiendo que gran parte del talento que necesitamos para los beneficios que se derivan de la nueva economía   se pierdan en otros países. Ciertamente, Venezuela es uno de los países del mundo que ofrecen por la vía migratoria el mayor número de personas preparadas y bien entrenadas.

Efectivamente  vivimos en un mundo en donde es más importante la innovación y la utilización de la información que la creación de bienes masivos. Hemos pasado de economía basada en la agricultura, la producción de bienes, a la nueva economía, que nos obliga a no utilizar el factor duplicador sino el multiplicador en el conocimiento. Estamos ante en un mundo en el cual los cambios bruscos son constantes y difíciles de controlar. Debemos recordar que  sin tecnología no hay  innovaciones.

Durante la revolución industrial se desarrollo la mecanización, luego llegaron las máquinas de vapor y los ferrocarriles, la I Guerra Mundial vio el surgir de la ingeniería pesada. Luego la producción en masa hasta llegar a la microelectrónica en donde la computación, las telecomunicaciones y la producción en serie nos dan una nueva fisonomía tecnológica. Internet es entendida como la causa y efecto de la nueva economía.

LNE es global en su esencia a diferencia de la tradicional local o multinacional. Venezuela se empeña en ser local. En segundo lugar, se basa en lo intangible más que en lo tangible. De allí las discusiones sobre cuándo un producto  es un bien y cuándo es un servicio. En tercer lugar, se desarrolla sobre la base de las redes. La interconexión como soporte. Allí garantiza su carácter global. Como diría Kevin Kelly -pasamos de un mundo de lo duro a la blando. Estamos ante una realidad en donde el valor de lo intangible comienza a superar el valor de lo material. De allí que el valor del comercio Internacional estará determinado en gran parte por la capacidad que tengan los países de adaptarse a los recursos de lo intangible para efectivamente penetrar y controlar mercados. En el caso de Venezuela, por ejemplo, nuestra posibilidad de competir en el mercado de derivados del petróleo no lo determinara exclusivamente, el bien, sino la capacidad de utilizar un intangible como lo es el manejo de la información, que es la base de la nueva economía.

@bernalette1


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar