Compartir

Despertad sociedad civil

La sociedad democrática venezolana no comulga con la pasividad ni con el contubernio

RAFAEL BELLO |  EL UNIVERSAL
sábado 24 de noviembre de 2012  12:00 AM
La conciencia cívica es un ideal supremo, determinante y preeminente de la libertad en la vida de los venezolanos. La mentalidad civilista asume el compromiso de la historia en su tiempo, en la conducción del accionar de la sociedad en su legítima defensa por la preservación de los derechos en la naturaleza misma del hombre libre, orientación y conducción de su destino.

Una sociedad libre en una patria abrigada con los principios democráticos representa el sentimiento nacional frente a lo indeseable de las apetencias totalitarias. Eso es lo que tenemos por delante los venezolanos. Y al estar conscientes de ello, nos corresponde entonces asumir el compromiso histórico de nuestro tiempo frente a la tiranía comunista. Si esta realidad no es capaz de entenderla los políticos sujetos a intereses aldeanos, entonces ha de ser la sociedad civil con su fuerza decisoria la que habrá de asumir la conducción de la lucha por la libertad de Venezuela.

Hay precedentes de libertad en la vida venezolana. Las acciones totalitarias contrarían la voluntad democrática de la que hay ejemplos imperecederos de un pueblo que se batió en las calles contra la tiranía hace más de medio siglo e hizo suya las libertades públicas para siempre. Le resulta cuesta arriba al totalitarismo imaginar que ahora todo será diferente, al presumir de su absoluto poder y de la carencia de liderazgo opositor para hacerle frente a su desbocada aventura dictatorial.

Está la sociedad civil que no se arredra ante el régimen ni enajena su pensamiento democrático. Está una Venezuela ajena a la convencionalidad de las componendas y la traición. Una sociedad que se las ha jugado con pundonor en los más elevados principios de la nacionalidad. Es la sociedad democrática venezolana que no comulga con la pasividad ni con el contubernio. Que lucha por la libertad de Venezuela.

bello.rafael@yahoo.es



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (1)
Por José R Pirela
24.11.2012
7:59 AM
El guapetón le saca provecho mandar, pero para mandar hay que amedrentar, pero para que surta efecto, debe disponer de una fuerza mayor. El petróleo venezolano cambia a gobernantes por mandarines y a ciudadanos por siervos. El sentimiento de libertad es individual, pero se hace colectivo frente a una amenaza mayor. Cuando se cambia la función de gobernar por la de mandar, se convierte en una amenaza colectiva.
 
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar