Compartir

Políticas de ciencia

Habrá que restituir la libertad de investigación, restablecer el financiamiento por méritos...

RAFAEL RANGEL ALDAO |  EL UNIVERSAL
sábado 17 de noviembre de 2012  12:00 AM
La ciencia florece como el arte, ambos requieren de una economía fuerte y amplias libertades para crecer y desarrollarse. Esta simple e histórica relación, característica de los países más avanzados, no encuentra su debida resonancia en América Latina.

Hay excepciones, claro, muy recientes todas, como Brasil, Chile, Colombia y México, cuyo crecimiento económico arrastra a la ciencia y sus protagonistas institucionales. La brecha entre ciencia y tecnología, no obstante, permanece ancha en tales países, cuyos bienes de producción siguen basados en la exportación de materias primas y tecnologías intermedias.

La región, mientras tanto, sigue encandilada con los destellos del mal llamado sistema nacional de innovación, una abstracción que no termina de salir del claustro académico, como tampoco halla camino alguno la centralización burocrática en un ministerio de ciencia con nuevos apellidos.

En consecuencia, resulta harto difícil comprender que la mejor política científica es no tenerla, como no la tiene ningún país líder de la ciencia internacional, y como tampoco la tuvimos en Venezuela durante nuestro relativamente breve desarrollo científico, en la segunda mitad del siglo pasado.

La solución venezolana, por tanto, no puede ser mayor control de instituciones empobrecidas y débiles, ni el dominio a juro de una ciencia poco competitiva y ajena a los temas de frontera y las redes globales de cooperación científica. El país requiere reinsertarse a sí mismo y al mundo. De alguna manera habrá que restituir la libertad de investigación, restablecer el financiamiento por méritos, devolver la LOCTI a universidades y empresas, y rescatar el desarticulado sistema de educación nacional.

Esa tarea impostergable, sin embargo, luce como altamente improbable y distante ante una economía distorsionada e inviable que ensombrece a Venezuela en la medida que pasan los días. Dos décadas de involución no pasan en vano.

rafael.rangelaldao@gmail.com



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar