Compartir

Modelo para armar

CAROLINA GÓMEZ-ÁVILA |  EL UNIVERSAL
miércoles 14 de noviembre de 2012  12:00 AM
Desde el piso 52 de Parque Central el Ministro veía, distraído, el serpenteo de la autopista. La media sonrisa y el ceño fruncido revelaban su paseo por el último chisme político mundial, protagonizado por el secretario de Estado norteamericano, Henry Kissinger. "El poder es el último afrodisíaco", habría dicho.

Su joven secretaria, peinado batido sobre tinte caoba, traje sastre y tacones de aguja, esperaba a un par de metros a su espalda. Lento, giró sobre sus pies:
-Carmen María, reserve en el Humboldt.

Y Carmen María, apresurada, salió de la gigantesca oficina intentando mantener el equilibrio de sus tacones sobre el vaivén de la platabanda.

En la habitación del hotel el Ministro impartió instrucciones, ajustó la agenda de la mañana siguiente a partir de las diez y comenzó a firmar cheques. Casi todos a nombre de amigos. El último era para ella, para Carmen María. Lo dobló y lo metió en el bolsillo de su camisa.
Le devolvía la pesada carpeta para que la guardara en el maletín cuando llegó el botones con el servicio de champagne y frutas. Carmen María se encargó. Mientras, se quitó el paltó y palpó en el pantalón la forma de las esposas que había pedido a una de las "moscas" de la caravana, un "tombo" leal a quien ofreció devolvérselas en la mañana, no sin escuchar su advertencia timorata:

-Mucho cuidado, doctor, que pago cana si las pierdo.

Atendido el servicio, Carmen María caminó a la mesita donde permanecía abierto el "Samsonite".  Verificó, guardó, cerró. No se había dado aún la vuelta cuando sintió el dolor del metal en la muñeca y el tobillo falseado por el empujón hasta el dosel. Allí quedó atrapada para el estupro, nariz contra madera. Desde atrás, sintió el tirón de la melena y vio cómo fijaba en el balaustre, con cinta adhesiva, el cheque. Un paisaje que, durante media hora, sirvió de tapaboca.

Una sola cosa le molestó al Ministro: la persistencia de su mente en presentarle la cara de Kissinger cada vez que Carmen María gritaba.

Han pasado muchos años. El exministro, anciano, aún frecuenta a los factores de poder. De los dineros mal habidos, invierte en reuniones de persuasión y posterior captación de cuadros que provoquen la ansiada revuelta. Juntos, se valen de tecnócratas, jovencitos descarriados, algunos empresarios y medios para buscar justificaciones, aumentar el clima de violencia y difundir matrices de opinión. También se dedican  al espionaje, detección de elementos vulnerables y soborno de militantes de partidos políticos. Acuerdan con elementos del Gobierno el uso de material e información. Sí, ellos arman un modelo de antipolítica imprescindible para instaurar el caos. Para ello, solo necesitan convencer al pueblo. O amedrentarlo. Algo que no se logra con los ciudadanos en ejercicio.

Ya no se acuerda de Carmen María. Pero conspira, porque sabe que el poder es el último afrodisíaco.

Y cuando un ciudadano lo enfrenta a sus intenciones, ofendido responde:

-¡Yo soy un hombre de principios, soy un demócrata!

@cgomezavila


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar