Compartir

Los presupuestos y sus supuestos

Es obvia la vinculación real y precisa que debe existir entre los presupuestos de gastos...

LUIS ENRIQUE OBERTO G. |  EL UNIVERSAL
miércoles 14 de noviembre de 2012  12:00 AM
La gran mayoría de los gobiernos suelen elaborar planes y presentarlos a sus pueblos -por mandato de la Ley o iniciativa propia- en los que exponen sus propósitos: objetivos a alcanzar en determinado tiempo y las acciones a ejecutar para su consecución en períodos de ese tiempo. En todos los casos, cada acción exige hacer un gasto que debe ser explicitado en presupuestos bien sustentados, tanto del lado de la estimación de sus costos directos y derivados como el del cálculo de su financiamiento: gastos e ingresos del período presupuestado, y los compromisos que a futuro conlleve.

Es obvia la vinculación real y precisa que debe existir entre los presupuestos de gastos: los compromisos contraídos, el mantenimiento y ensanche de los servicios existentes y el desarrollo de las nuevas iniciativas públicas y los planes presentados. Si ella no es manifiesta ni los supuestos de elaboración del presupuesto guardan razonable relación con los propósitos enunciados y los condicionantes ciertos económico-sociales de su formulación, no conducirá a un quehacer armonioso de la comunidad, y menos a que la gente sienta que se le ofrecen bases suficientes para su realización según su querer y empeño.

Otros fines

Si la gente no importa, como ocurre en los regímenes de corte totalitario, tampoco los presupuestos importan como herramientas para asegurar su bienestar, mediante el uso óptimo de los recursos. Los presupuestos entonces son otra cosa y atienden otros fines, por lo que su análisis a la hora de su consideración debe ser efectuado desde otra perspectiva: las metas reales de sus proponentes. Perspectiva, desde la cual -objetivamente evaluados- podrían resultar ser instrumentos eficaces, aun cuando contraríen el interés y el querer de la gente y comprometan su futuro. Como ha ocurrido con los totalitarismos orientados a hacer la guerra.

Por ello, los responsables de evaluar y aprobar los proyectos de presupuestos de las naciones y de controlar su ejecución -si tienen por su deber primario el respeto de la dignidad de las personas- en ningún caso pueden hacer dejación de su obligación de considerarlos desde esta perspectiva. Tampoco los llamados a orientar a la comunidad por su función o accionar. Un presupuesto cuyos supuestos no representen una buena estimación del gasto que es necesario realizar y de su financiamiento, que oculte ingresos o parta de valores de las variables de cálculo distintos de los que debidamente ponderados es dable utilizar, no es un presupuesto formulado pensando en el bienestar de la gente.

luisoberto@yahoo.com



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar