Compartir

Venezuela tiene un ciberespacio rabioso

ISAÍAS ELÍAS BLANCO |  EL UNIVERSAL
lunes 12 de noviembre de 2012  12:00 AM
En las redes sociales, foros, blogs y comentarios dentro artículos en medios digitales sobresalen exclamaciones hechas por usuarios que insultan, vejan, discriminan y humillan a los individuos que le llevan la contraria o piensan diferente.

Las inconformidades que siente el venezolano con su calidad de vida, problemas de delincuencia, polarización de la sociedad en cuanto a preferencias políticas, insuficientes ingresos, alta inflación y limitadas oportunidades de emprendimiento; hacen que drene toda la frustración en actualizaciones en Facebook, que lejos de hacer catarsis, activan la chispa para que otras personas muy hartas- inicien una contienda digital que termina en enemistades, despidos, amenazas y agresiones.

Por otra parte, basta que un medio electrónico actualice información de actualidad política, económica o nacional para que los lectores desahoguen sus cargas con comentarios que ofenden a figuras públicas, insulten a los grupos políticos opuestos a la noticia y en casos extremos tilden a los periodistas de partidistas, aduladores y palangristas. Luego, a la polémica "social" de los comentarios se le suman aquellos individuos que defienden la gestión gubernamental y profesan la "limpieza étnica" para que todos los apátridas se marchen del país lo antes posible.

En Twitter la dinámica del enfrentamiento verbal se vive en tiempo real ya que pareciera que ningún venezolano se toma la molestia de pensar por un minuto, evaluar su reputación online y analizar el entrono para no sucumbir ante la ira que le hace insultar a quienes se mofan de sus updates. Si bien la red social de los 140 caracteres profesa la interactividad y libertad de expresión para que los usuarios aglutinen pensamientos en torno a etiquetas (hashtags); en Caracas, Maracaibo, Valencia y recientemente el estado Miranda se multiplican los enfrentamientos verbales catalizados por las próximas elecciones regionales del 16 de diciembre.

Las universidades venezolanas, tanto públicas como privadas, tampoco escapan de la temible ola de intolerancia digital que castiga a las nuevas generaciones porque les empaña una visión global del desarrollo y los ata al enfrentamiento como símbolo de subsistencia. Así, en pequeña escala estudiantes se desafían constantemente dentro de los grupos de Facebook de la sección/carrera por el cronograma de exámenes, calendario de feriados y gestión de material bibliográfico. Y en un sentido más amplio los próximos protagonistas del futuro de Venezuela invierten buena cantidad de tiempo en alimentar blogs con entradas cargadas de resentimiento contra quienes apoyan al Gobierno o versus los escuálidos que quieren entregarle el país al imperio.

Partiendo de todo lo anterior se puede inferir que el venezolano transformó Internet en el medio que extiende su vida privada al mundo porque le da suficientes libertades de expresión para analizar y condenar lo que le disgusta en voz alta, solo que no cuenta con la suficiente cultura digital para asimilar que la red es un medio que talla en piedra comentarios polémicos porque son de dominio público.

Es ahora cuando las organizaciones públicas y privadas, así como asociaciones civiles deben emprender campañas de alfabetización digital para despertar conciencia sobre la reputación online, marca personal y eventuales consecuencias laborales si Google indexa nombres-apellidos a polémicas o guerras de insultos.

@isaiaselias


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (4)
páginas:
1 |
Por lilia white
12.11.2012
12:42 PM
DEBE SER QUE NOS CONTAGIAMOS CON EL VERBO QUE VIENE DE ARRIBA EN EL PODER.......A LO MEJOR CREEMOS QUE SI ES BUENO PARA EL, ES BUENO PARA EL PUEBLO????
 
Por Maria Medina
12.11.2012
10:31 AM
Me parece que no ha leído la prensa española. La intolerancia crece muy alta como la mala hierba.
 
Por Diogenes Infante
12.11.2012
8:48 AM
El problema es que esta rabia colectiva es constantemente alimentada por comentarios totalmente falsos como éste, tomado del mismo artículo: "Las inconformidades que siente el venezolano con su calidad de vida, problemas de delincuencia, polarización de la sociedad en cuanto a preferencias políticas, insuficientes ingresos, alta inflación y limitadas oportunidades de emprendimiento; hacen que drene toda la frustración en actualizaciones en Facebook,"
 
Por Marycarmen Reinoso M.
12.11.2012
7:04 AM
Hay que pensar seriamente entonces en nuestra reputación!!!!!....que será de la vida de la de Rosita?
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar