Compartir

¡La emoción, estúpido!

En culturas y países como Venezuela, la emoción es una dimensión muy dura...

LUIS JOSÉ UZCÁTEGUI |  EL UNIVERSAL
jueves 8 de noviembre de 2012  12:00 AM
Este artículo también se podría titular "cuando lo blando se convierte en duro" y la razón es la siguiente: Previo a todo evento comicial es frecuente asistir a presentaciones de diferentes técnicos y expertos sobre política, encuestas, escenarios, tecnología, etc., es decir, sobre lo considerado tradicionalmente la dimensión "dura" de las elecciones. Y, en todas las reuniones preguntaba y pregunto acerca de la importancia de la dimensión emocional. Las respuestas siempre son similares: "Eso no lo manejo yo, yo controlo lo duro, la tecnología, lo importante, los testigos, las movilizaciones, la política, etc.", "Esas son cosas blandas que forma parte de lo nebuloso de una campaña, las elecciones se ganan es con votos... ".

Peeeero... , los resultados del 7-O convertidos en realidad, enseñan otra cosa; ¡qué importante son los dos mundos! Para llegar a ganar con votos -previo a tener testigos, defensa del voto, movilización de gente, supervisión de las máquinas y pulcritud de los cuadernos electorales- deben estar presentes las emociones que mueven a sufragar por un candidato. Tan real es esto que la avalancha gigantesca de votos que obtuvo el líder opositor se debió en parte a que logró desarrollar un excelente contagio afectivo. Y, sin darse cuenta los diferentes responsables en las áreas duras al analizar la derrota concluyen que el fallo fue en el número de votantes, cuando la realidad es que no se logró llegar a la mente emocional de gran parte de la población.

Sin proponérselo, expertos y avezados en áreas "duras" las cuales son llamadas política, "veteranía", computación, economía, etc., terminan dando explicaciones emocionales. "Perdimos porque una mayoría prefirió..., el ciudadano debe tomar conciencia de..., en otra oportunidad cuando los venezolanos no se dejen engañar por..., cuando el miedo no los... , cuando valoren a..., cuando piensen (aunque en realidad primero se siente y después "a veces" se piensa) como...

Nada estúpido sería descubrir y aprender que para mejorar el funcionamiento personal, pareja, familia, empresa, organización, institución, país, y también ganar elecciones hoy en día, lo emocional es parte de las variables duras. Y a veces, en ciertas oportunidades, y en culturas y países como Venezuela, la emoción es una dimensión muy dura.

@LuisJUzcategui



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar