Compartir

¿Qué pasó con la soberanía alimentaria?

El ciudadano no tiene nada asegurado, salvo la incertidumbre, el ser víctima del hampa...

CARLOS MACHADO ALLISON |  EL UNIVERSAL
martes 6 de noviembre de 2012  12:00 AM
El Banco Central de Venezuela admite que el 33% de las mercancías en oferta son importadas. Por otra parte informa que la producción de alimentos bajó 6,7% en julio al ser comparada con el mismo mes del año pasado. Entre enero y julio la oferta de alimentos descendió 8,6%, pero la importación de comida y forrajes subió una vez más y en los puertos congestionados hay barcos esperando con maíz, azúcar y soya. La cosecha de café será de nuevo muy pobre, alrededor de 900.000 quintales cuando se necesitan 1.500.000, la de maíz se encuentra muy lejos de las cifras del 2007, faltan insumos desde que capturaron Agroisleña, y los productores se quejan.

En el 2008, famoso por aquello de Pudreval, el país importó 8 mil millones de dólares en alimentos y forrajes, después ha oscilado alrededor de los 6 mil millones y por los aires que soplan, más de 7.000 millones de dólares pagarán las facturas de carne, azúcar, leche, maíz, trigo, aceite, café, soya, alimento para animales y otros productos este año.

Sin embargo, al consumidor de escasos recursos no le importa mucho quién produce la comida, si ésta recibe un fuerte subsidio o si los productores y la agroindustria nacional sufren una recesión, menos aún le importa si migraron unos electores a destiempo, si alguien saltó la talanquera o pasó por debajo de ella. A ese consumidor y votante tampoco le importa mucho el deterioro de las escuelas, los apagones o la caída en la producción de acero, aluminio o automóviles. Le interesa lo inmediato, el sustento de hoy y el de mañana, la dádiva y la falsa percepción de formar parte del poder.

Gobierno insensible

El Gobierno se muestra insensible al crecimiento económico, las inversiones, la soberanía nacional y el empleo en el sector privado. Sólo está pendiente de los votos: si hay comida, vivienda o la promesa de ella, empleos públicos, electrodomésticos, misiones y algo de atención médica, tiene un caudal electoral adecuado. La seguridad alimentaria de Venezuela depende más de los dólares que percibe el Gobierno y los eventos electorales, y menos de las remuneraciones o la producción nacional. El Ministerio de Agricultura pesa poco, el de Alimentación es cada día más importante. El control de precios y de divisas tiene agobiada a la agroindustria, la diversidad de la oferta de productos procesados disminuye. ¿Dónde quedó eso que llaman soberanía alimentaria y que nadie entiende? Pues en Puerto Cabello y en La Guaira.

¿Hasta cuándo aguantarán las finanzas públicas tanto desatino? Pues quizás por no mucho tiempo más. El precio del petróleo subió mucho entre 2006 y 2011, pero ahora parece haberse estabilizado con la crisis europea, pero el Gobierno se comporta como si tuviera garantizada una elevada y creciente renta a perpetuidad. Pero el ciudadano no tiene nada asegurado, salvo la incertidumbre, el peligro de ser víctima del hampa o de un gobierno sin rumbo ni valores. Por eso y mil razones más hay que seguir votando. Recuerda, somos más de seis millones.

cemacallison@gmail.com



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (4)
páginas:
1 |
Por pilar perez
06.11.2012
3:33 PM
¿Cuales empresas del Estado Sr Labastidas? Las de maletin tipo Antonini Wilson? Cual sector privado? EXPROPIESE!!!!
 
Por JOSE LABASTIDAS HERNANDEZ
06.11.2012
12:15 PM
LA SOBERANIA ALIMENTARIA EXISTE PORQUE AHORA EL ACAPARAMIENTO Y LA ESPECULACION DESCARADA QUE EXISTIA EN OTROS TIEMPOS YA NO ES PARTE DE LA GROSERA FORMA DE OPERACIONES DEL CAPITALISMO SALVAJE.. HOY DIA EXISTEN EMPRESAS Y ORGANIZACIONES DEL ESTADO QUE ESTAN COMPITIEWNDO PELO A PLEO CON EL SCTOR PRIVADO PARA PROVEER DE MUCHOS PRODCUTOS QUE ANTES ERAN EXCLUSIVOS DE LA INDUSTRIA PRIVADA Y POR ESO MONOPOLIZABAN LA PRODUCCION,DISTRIBUCION YC OMERCIALIZACION QUE ES EN GRAN PARTE LUN FACTOR DE LA ESPIRAL INFLACIONARIA
 
Por luis conde
06.11.2012
10:09 AM
Es como la fábula del sapo y el agua caliente, a fin de evitar al crueldad hacia el pobre animal, llevémosla a algo cotidiano, es como subir a un vagón de Metro donde el aire acondicionado aunque se oye su sistema, no enfría, el vaporón nos recibe inclemente y uno agradecido por estar dentro camino al destino, pero en la siguiente estación, estará usted presto a cambiar de vagón, con la esperanza de que en aquel funcione el sistema acondiciona y mientras disfruta el cambio de temperatura en el andén, la esperanza radica en mejorar en algo tan simple como un sistema automático el cual debe funcionar correctamente y ello debe ser gracias al mantenimiento (preventivo y correctivo) este es el gran dilema de la administración pública, ni previene ni corrige y cuando al fin hace oídos de los problemas, son de tal magnitud que resuelve.. .crear una misión, un ministerio o contratar empresas extranjeras en países afines con el sistema, unos ideológicos y todos mercantiles, en síntesis, billete
 
Por Manuel Osteicoechea
06.11.2012
9:01 AM
Qué pasó ? Que vamos rumbo a ser una potencia, sí, pero de la Edad de Piedra donde el trueque era el vehículo de comercio..... Por Dios, cómo hemos dejado que el coyote y sus focas destruyan nuestro país. Parece que a los 8 millones que decidieron el desyino de este sub-país no les importa morirse de hambre si es que antes no los mata el hampa.... No importa: CON HAMBRE Y SIN EMPLEO CON @$#%&*% ME RESTEO.... HAY QUE SALVAR LA GALAXIA DICE EL "CORAZÓN DE LA PATRIA"........ Dios salvanos de nosotros mismos !!!!!
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar