Compartir

El cineasta Gus Van Sant dio el pistoletazo en la Berlinale

La competencia por el Oso de Oro arrancó ayer con "La tierra prometida"

imageRotate
Matt Damon, el director Gus Van Sant y el actor John Krasinski proyectaron "Promised Land" EFE
AGENCIAS/EL UNIVERSAL
sábado 9 de febrero de 2013  12:00 AM
Berlín.- Luego de la protesta de un grupo de activistas ucranianas del movimiento feminista Femen en la gala inaugural de la Berlinale, arrancó ayer la competencia por el Oso de Oro. El jueves, las feministas mostraron sobre el pecho diversas consignas contra la ablación y otras formas de discriminación de la mujer en el mundo actual.

La tierra prometida, filme del conocido realizador estadounidense Gus Van Sant, presentado este viernes en el concurso por el Oso de Oro de la Berlinale, trata el polémico tema de la explotación del gas de esquisto, el cual suscita en la actualidad un debate medioambiental a escala mundial.

El personaje principal de Promised land es Steve Butler, interpretado por Matt Damon, un joven ejecutivo de una multinacional de energía. Butler, en compañía de su colega Sue, encarnada por Frances McDormand, la inolvidable policía de Fargo, debe persuadir a los habitantes de un típico pueblo del Estado de Kentucky de que les vendan el derecho a extraer gas natural de las tierras de sus fincas.

"El tema lo encontramos en el camino. Nos inspiró mucho volver a ver Local hero, de Bill Forsyth. Era un tema ideal. Mi personaje llega para tratar de convencer a los habitantes de ese pequeño pueblo a que hagan algo que va en contra de ellos", dijo el actor.

Otro histrión, Joseph Gordon-Levitt, presentó en la Berlinale su debut como director con Don Jon's Addiction, una comedia donde trata de explicar por qué ni una novia como Scarlett Johansson puede salvarle a uno de la adicción al porno en internet.

"Tener sexo con la mujer más linda del planeta no nos preserva de las adiciones. Ni siquiera de la adicción al sexo solitario y por la vía virtual", afirmó el cineasta, de 31 años, cuya película se exhibió en la sección Panorama, fuera de concurso.

Gordon-Levitt ejerce de director y actor, en el papel de un discotequero que aplica la misma regularidad a su entrenamiento en el club de fitnes, de día, que a la tarea de acostarse con la chica más sexy que se pasa por su club, por supuesto cada noche una distinta.

Por su parte, el filme de la realizadora polaca Malgoska Szumowska, En el nombre del..., que cuenta la historia de amor entre un sacerdote, Adán, y un muchacho, proyectado también este viernes en el concurso por el Oso de Oro de la Berlinale, fue recibido con nutridos aplausos.

"Soy homosexual, no soy pedófilo", confiesa el padre Adán, interpretado por el varonil actor Andrzej Chyra, en pleno desconcierto cuando descubre y acepta sus tendencias sexuales después de luchar contra ellas.

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar